Toda su familia murió poco antes del Mundial; así cumplió el sueño de su esposa e hijos

0
264

No todo es gritos, aplausos, licor y banderas, incluso existen historias muy humanas que nos conmueven y nos inspiran en un mundial de futbol, y esta es una de ellas, aunque no ocurrió propiamente en la cancha.

La comunidad Martínez Raschiotto había planeado ir a Rusia a la Copa del Mundo para apoyar a su selección: México. Sin requisa, el universo es cambiante, y en un contratiempo automovilístico en Estados Unidos, Verónica y sus hijos Diego y Mía fallecieron, dejando en la desolación a Gilberto.

Gilberto Martínez, mexicano, se casó en 2004 con Verónica Raschiotto, argentina, y tenían todo ligero para estar en Rusia: boletos de avión, reservaciones de hotel, boletos para apoyar a México, adicionalmente de ver algunos partidos de Brasil y Argentina, para ver en argumento a Neymar y Lionel Mesis, pues toda la clan era fan del futbol y de estos jugadores.

Pero el 28 de abril de 2018, mientras Verónica conducía por Delray Beach, Florida, acompañada de sus dos hijos, un transporte los impactó, muriendo al instante, lo que sumió a Gilberto en una profunda depresión, aunque no se dejó vencer y buscó ayuda profesional.

Guillermo Ochoa

Guillermo Ochoa, guardameta de la selección mexicana, a quien Gilberto conoció unos abriles antes, se enteró de la tragedia y le envió un mensaje, pues Diego era fan de este meta, previo a la décimo de México en el mundial:

Tu hijo va a ser un cielo que me ayude a fugarse.

Esto lo interpretó Gilberto como un mensaje de su comunidad de que debía seguir delante con los planes e ir a Rusia, así que, con todo el pesar que eso implica, llamó a la aerolínea, al hotel, y cambió los nombres de sus acompañantes, por el de dos amigos.

Fue muy difícil atraer a la aerolínea y a los hoteles y pedir que cambiaran los nombres de los pasajes y reservaciones. Vinieron dos amigos en sitio de ellos.

Homenaje a su familia en Rusia

Usando playeras con los nombres de sus familiares, Gilberto acudió al estadio, como una forma de homenajear a sus seres queridos. En entrevista para el diario Clarín, de Argentina, comentó:

Para cerrar el único tema irresoluto en una grupo hermosa. Cumplir el sueño de los cuatro y el de mi hijo, Diego, que iba a estar en su primer Mundial y en el sexto mío.

Y claro, que esto tuvo su dosis de dolor y sentimientos encontrados, pues aunque México ganó, ese domingo se celebraba el Día del Padre en México:

El partido de México fue terrible. Día del Padre. Era muy difícil. Era el momento de lograr, de vivirlo, de pensar en ellos. Hubo momentos muy fuertes, el momento del gol, el himno, cuando termina el partido. Drené mucho y saqué mucho. Este es un alucinación que cada momento tiene un reminiscencia.

Homenaje a su familia muerta en Rusia

Acudió al estadio con los fan ID de su grupo colgados, para que lo acompañaran de esta forma simbólica, así como con las playeras de la selección mexicana con los nombres de sus hijos:

Homenaje a su familia muerta en Rusia

A través de Facebook compartió el video del gol de México frente a Alemania, y les dedicó un emotivo mensaje a sus hijos y esposa:

El momento cumbre del día, cuando llegaron las lágrimas, el explotar, el ser atinado, el de rememorar, el de imaginarlos cerca de mí, en el momento que el firmamento vibró por los gritos de mi Diegui, poco que nunca olvidaré, todo lo que se liberó en ese momento único y el momento en que mi Diego festejo conmigo. LOS AMO.

Familia Martínez Raschiotto

Gilberto ha continuado con su itinerario, tal como lo había planeado con su clan, y ha recibido de nueva cuenta el apoyo de Guillermo Ochoa, quien le envió un mensaje, un día a posteriori del partido contra Alemania, donde le expresó: “Esto fue por tu familia”.

Un inmenso dolor, claro, pero qué mejor homenaje para su clan que salir delante y continuar con la vida. Nuestro examen a este cónyuge y padre…