Trabajadores del Ministerio Público piden decretar cuarentena preventiva para sus funcionarios

0
125

Considerando la emergencia sanitaria que vive el país, la Liga Doméstico del Empleo Notorio, FENAMIP, decidió celebrar al Fiscal Doméstico Jorge Abott, con el fin que la autoridad decrete medidas que resguarden la vigor de los más de cuatro mil trabajadores que forman parte de la entidad estatal.

A través de un oficio enviado el día martes 24 de marzo, la estructura pidió el decreto de una cuarentena total y el cerrojo temporal de todas las dependencias a nivel doméstico, privilegiando el tele trabajo o la vídeo conferencia, pero sin atención presencial.

En la misiva señalan “confiar en que el Fiscal Nacional conociendo el escenario actual, privilegiará la salud de todos quienes se desempeñan en la Fiscalía de Chile por sobre la necesidad de mantener la gestión normal de causas o las metas estadísticas. Además, le hacen un llamado a proteger la vida e integridad física y psíquica de todos los funcionarios, funcionarias y fiscales”.

La asociación indica que, para solicitar estas medidas, se basaron en el posterior Parecer de la Contraloría Universal de la República para acometer la crisis sanitaria, encima de las recomendaciones realizadas por científicos y científicas chilenas, quienes indican que el trabajar desde cada ayudará a disminuir significativamente la cantidad de contagiados, número que ha aumentado en forma sostenida durante estas últimas semanas.

Los dirigentes de FENAMIP, sostienen adicionalmente, “que El Estado tiene el deber constitucional de resguardar la salud de la población y mientras nuestros funcionarios y funcionarias no cuenten con todas las medidas de seguridad e implementos de higiene, las fiscalías deben ser cerradas para prevenir riesgos a la salud. Agregando, que en estas condiciones nadie está obligado a trabajar, lo consideramos una exposición imprudente al riesgo”.

Para finalizar, el presidente de la entidad, Fabio Trujillo, hizo un llamado al ” Gobierno a doblar los esfuerzos por cuidar la vigor de funcionarios, sus familias y la población civil que es atendida en nuestras oficinas. Mientras no se supere esta emergencia sanitaria y no existan todos los medios de seguridad, nadie debería retornar a sus trabajos”.