Tribunal Ambiental de Valdivia acogió parcialmente recurso de Celco y rebaja la millonaria multa por derrame de residuos en río Cruces

0
159

El Tribunal Ambiental de Valdivia acogió una de las alegaciones presentadas por Celulosa Arauco y Constitución (Celco), en contra de la resolución de la Superintendencia del Medio Bullicio (SMA), tras el derrame de jugo verde registrado en la Planta Valdivia que afectó al Río Cruces, en enero de 2014.

La recalificación definida en forma acorde por la instancia regional implica una descuento de 2.417 UTAs ($1.500 millones aproximadamente) de la multa decidida por la SMA que ascendía a 7.777,2 Unidades Tributarias (UTAs, más de $4.600 millones). En este sentido, se confirmó la multa asociada al resto de las infracciones, correspondiente a 5.360 UTAs (cerca de $3.200 millones).

El requerimiento

La empresa del Orden Angelini había pedido a la SMA revisar seis de las 10 infracciones, solicitando la absolución o disminución de la multa correspondiente a 7.530 UTAs ($4.500 millones aproximadamente) y aceptando la penalidad correspondiente a 4 infracciones, por 247 UTAs (cerca de $147 millones).

Tras el rechazo del organismo fiscalizador, Celco recurrió frente a el Tribunal Ambiental de Valdivia, solicitando dejar sin sorpresa la resolución de la SMA y ordenar la absolución de la empresa en las seis infracciones.

El tribunal, integrado por los ministros Michael Hantke Domas, Sibel Villalobos Volpi y  Jorge Retamal Valenzuela acogió la solicitud de reclasificación del cargo N° 2, correspondiente a la obligación de la empresa de derivar el derrame de consumición verde al Sistema de Tratamiento de Efluentes (STE) sólo como extremo procedimiento; y confirmó el resto de los cargos sancionados por la SMA.

Sobre el cargo N° 2, el Tribunal estimó que la infracción fue debidamente cursada, ya que la empresa no habría cumplido con la exigencia establecida en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de utilizar como postrer medio el STE.

“En el caso de la contingencia del 17 de enero de 2014, ante la detección de licor verde a la entrada del STE, todavía era posible derivar esta sustancia a la laguna de derrames. Sin embargo, no se tomaron las medidas necesarias para ello, permitiendo el ingreso de licor verde al STE, en circunstancias que se confirmó la existencia de dos válvulas manuales que permiten derivar el efluente general a la cámara de neutralización y a la laguna de derrames” señaló la sentencia.

Sin confiscación, de acuerdo al falta, la SMA no acreditó debidamente la responsabilidad de la empresa en la homicidio de peces registrada en el Río Cruces, lo que afectó a la clasificación de la infracción para determinar el rango de la multa a aplicar.

Según la sentencia, “el derrame vertido en el STE fue degradado y llegó al cuerpo de agua receptor con una calidad química que no pudo causar la muerte masiva de peces por shock tóxico, en consideración a la concentración final en el Río Cruces; ni pudo causar dicha mortandad por la depleción química del oxígeno del río, al tratarse de un efluente que fue sometido a procesos biológicos y físicos de oxidación forzada a través de los clarificadores secundarios y terciarios, respectivamente”.

Respecto de la asesinato de los peces, el Tribunal determinó que “el análisis de los datos de temperatura del agua, concentración de oxígeno disuelto en el agua, temperatura ambiente y temperatura del efluente, son todas variables ambientales que pudieron haber influido en la muerte masiva de peces en el Río Cruces”.

“No obstante lo anterior, estos sentenciadores advierten que la SMA no consideró estas circunstancias con exhaustividad, siendo que éstas podrían haber afectado sus conclusiones respecto a la gravedad de la infracción, por lo que, ante un nuevo ejercicio de clasificación de esta infracción, dichos aspectos deberán ser estudiados con mayor detención”, puntualizó la sentencia.

  • Revise la sentencia definitiva del Tribunal Ambiental de Valdivia acá