Trump retrotrae medidas de Obama y endurece relaciones con Cuba

0
652
loading...

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció este viernes la “cancelación” de la política de Barack Obama alrededor de Cuba y se mostró dispuesto a negociar “un acuerdo mejor” con la isla, pero solo si hay avances “concretos” con destino a la celebración de “elecciones libres” y la fuga de “prisioneros políticos”.

“Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor”, dijo Trump en un discurso en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, en Miami.

Este cambio de política en dirección a la isla  incluye su apoyo al requisa comercial y financiero estadounidense a la isla y la examen a las peticiones internacionales de que el Congreso lo este. Lo más importante es la prohibición para que las empresas de EE.UU. hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba y restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla.

“La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él”, indicó la Casa Blanca en un comunicado mientras Trump anunciaba el cambio de política en el teatro de la Pequeña Habana en Miami.

En la actividad Trump estuvo acompañado del vicepresidente Mike Pence, varios integrantes de su ministerio, el administrador de Florida, Rick Scott, congresistas de origen cubano como Situación Rubio, Mario Díaz Balart y Carlos Curbelo y representantes de la disidencia cubana.

En tanto, Ben Rhodes, uno de los principales negociadores con Cuba bajo el Gobierno de Barack Obama, opinó que estos  cambios regresan la relación con la isla a “la prisión del pasado” y supone “una oportunidad” para que el castrismo se aferre aún más al poder.

“El instinto de aislacionismo que acaba de abrazar Trump fracasará” con el tiempo, pronosticó Rhodes, que fue asesor adjunto de seguridad doméstico de Obama, en un holgado artículo en la revista The Atlantic.

Rhodes argumentó que la atrevimiento de Trump de restringir algunos viajes de estadounidenses a la isla y las transacciones con el Ejército cubano equivale a regresar a “una mentalidad de Guerra Fría que fracasó trágicamente”.

“Aunque no dan marcha antes del todo a la comprensión de Obama, las acciones de Trump han devuelto las relaciones entre EEUU y Cuba a la prisión del pasado, reduciendo las perspectivas de reforma adentro de Cuba e ignorando las voces del pueblo cubano y la mayoría de estadounidenses simplemente para premiar a un menguante género político” en EE.UU., sentenció.

loading...