Trump sigue subiendo el tono y redobla amenaza de acabar militarmente con el régimen de Kim Jong-un

0
433
loading...
loading...

El presidente estadounidense, Donald Trump, redobló este jueves sus advertencias de que desatará “fuego y furia” contra el régimen de Corea del Finalidad y aseguró que sus palabras “quizá no fueron lo suficientemente fuertes”.

“Francamente, los que cuestionaban mi declaración por ser demasiado fuerte. Quizá no fue lo suficientemente fuerte”, aseguró Trump, quien mostró su frustración con los flacos resultados de la vía diplomática con Corea del Septentrión y recordó que tiene el apoyo de sus Fuerzas Armadas “al cien por cien” para reponer con la fuerza.

En una breve información desde su retiro de verano de Bedminster (Nueva Chaleco) previa a una reunión de seguridad y yuxtapuesto al vicepresidente, Mike Pence, Trump aseguró que si el presidente de Corea del Septentrión, Kim Jong-un, ordena un ataque contra ellos o sus aliados, “deberían estar muy, muy nerviosos”, al tiempo que no descartó un ataque preventivo.

“Alguien tiene que hacerlo”, aseveró Trump, que en ningún momento quiso moderar sus declaraciones del martes en las que prometió “fuego y furia como nunca antes” a Corea del Ideal si continúa con sus provocaciones, materializadas en julio con dos ensayos de misiles intercontinentales.

Durante la semana, la ascensión retórica ha llegado a un punto no pasado en el pasado: las declaraciones del martes de Trump, de una dureza sin precedentes, fueron respondidas por Corea del Finalidad con una amenaza de atacar la isla de Guam, comarca estadounidense sede de una estratégica almohadilla naval en el Pacífico.

Impelido por la negativa de Trump de moderar la ascenso retórica, Corea del Boreal detalló hoy, poco todavía sin precedentes, un plan para editar dos misiles de medio efecto para que impacten a pocos kilómetros de las aguas territoriales de Guam.

Observadores y analistas consideran que el detalle con que se hizo notorio el plan podría señalar una intención positivo de resistir a lugar el extensión, que debería ser calificado en última instancia por Kim Jong-un y desencadenaría sin duda una ascensión en la región.

Según fuentes de Defensa consultadas por el canal NBC, el Pentágono ha preparado un plan para contestar militarmente a Corea del Boreal reduciendo al mayor posible una ascensión y la entrada en un conflicto de potencias regionales como Rusia o China, poco que podría desembocar en una situación mucho más importante.

El shock sería ejecutado por bombarderos B-1, la aeroplano de la flota estadounidense con anciano capacidad de carga de bombas, pero no diseñada para transportar cabezas nucleares, lo que rebajaría las suspicacias de Rusia y China.

Los bombarderos destruirían más de una veintena de localizaciones desde donde Corea del Boreal puede propalar ataques balísticos, desactivando esa posibilidad, poco que, no obstante, no desactivaría la posibilidad de un ataque de Pyongyang contra Corea del Sur.

En unas declaraciones en pleno revoloteo alrededor de el estado de Washington, el secretario de Defensa, James Mattis, dijo que han preparado “opciones militares multilaterales” para reponer a Corea del Boreal si es necesario.

No obstante, Mattis, quien este miércoles advirtió al régimen norcoreano de que se arriesga a “desaparecer” si no se modera, aseguró que la vía prioritaria es la diplomática y que depende de Kim Jong-un optar por ella o por un “futuro mucho peor”.

“La gente en nuestro país está a salvo. Nuestros aliados están a salvo. A Corea del Norte más le vale que se pongan serios o se van a meter en un lío que pocas naciones ha visto en el mundo”, aseveró Trump.

Trump igualmente dejó abierta hoy la puerta del diálogo y de nuevo pidió ayuda a China, el unido tradicional de Corea del Ideal y un país que no quiere ver tropas estadounidenses frente a sus fronteras, a cambio de un mejor trato en el plano comercial

El presidente estadounidense agradeció a Rusia y China acontecer votado este fin de semana a cortesía de nuevas sanciones en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aislar más a Pyongyang y reprimir sus vías de ingresos y divisas.

loading...