Un indigente se estaba congelando, esta mujer le regaló un abrigo; el acto se vuelve VIRAL

0
228

El invierno puede ser muy frío, sobre todo en algunas ciudades de Estados Unidos, como en Waterbury, Connecticut, de donde sale un video vírico que sin duda le regresó la fe en la humanidad a muchas personas.

La héroe del día fue Christina Pelado, quien estaba manejando por una calle en su ciudad cuando de pronto vio en la calle a un indigente vestido con una camisa de manga larga, un pantalón desaliñado y unos zapatos muy desgastados.

El único problema es que la temperatura era -7 grados y estaba nevando y el señor estaba temblando a punto de la hipotermia.

Antaño de dejar que el caso empeorara, la mujer dio media revés y fue a una tienda de abrigos y compró el más abrigador que encontró. Regresó a su coche y a la calle donde había gastado al indigente, esperando que este no se hubiera movido de circunstancia y que siguiera perfectamente. Estacionó el carro y se bajó a darle la chamarra, cosa que fue agradecida por el vagabundo y por todas las personas que vimos este video:

En Estados Unidos se calcula que hay cerca de 500 mil personas en situación de calle, según cifras arrojadas por el sitio de Social Solutions en el 2016; algunas personas acuden a albergues, duermen en sus automóviles, en casas temporales y subsidiadas o, como este caso, en la calle.

Sin duda el invierno es la época más difícil para los vagabundos que no tienen hogar y en este caso la ropa adecuada para soportar alguna nevisca.

vagabundo chammarra

El video de Christina Pelado, fue compartido en la página de Facebook Love Whats Matters en donde ya ha tocado 2.4 millones de reproducciones. Unido a la impresión, Christina escribió una descripción explicando la situación:

Estaba manejando por Meriden Road en Waterbury y vi un hombre sin ningún refugio. Miré debajo y vi que estábamos a -7 grados celsius y empecé a fluir por el señor. Así que manejé a Burlington Coat Factory y le compré el gabán más caliente que pude encontrar. Regresé esperando que siguiera ahí, ¡y ahí estaba! Nadie debería de estar sin sobretodo en invierno. El estaba tan agradecido. Se lo puse, le cerre el pestillo, le di un achuchón y le deseé una acertado navidad.

vagabundo chammarra

Sin duda, posteriormente de ver el video, la fe en la humanidad ha sido restaurada completamente.

fe en la humanidad restaurada