Unidad Social rechaza “agenda represiva” del Gobierno y llama a frenar su tramitación

0
151

Con 127 votos a honra, 7 en contra y 13 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó este miércoles el esquema de ley antisaqueos y antibarricadas. Luego, con 33 votos a atención, 2 en contra y 2 abstenciones, el Senado aprobó en militar la iniciativa del gobierno durante la oscuridad del miércoles.

La iniciativa establece sanciones de hasta cinco abriles para quien, valiéndose de una manifestación o reunión pública, “tome parte violenta y activamente en un hecho constitutivo de desorden público”.

El esquema avanza y hoy la mesa de Dispositivo Social rechazó su aprobación, la que denominaron “Agenda Represiva del Gobierno”.

A través de una exposición pública, Dispositivo Social aseguró “el plan penaliza con calabozo las siguientes formas de manifestación:

  1. Paros laborales en ciertas actividades económicas que interrumpan servicios públicos
  2. El derecho a la autodefensa frente a la represión policial
  3. La interrupción del tránsito de personas o vehículos
  4. Las tomas de ámbito, de edificios y toda formas de reivindicación territorial

Adicionalmente, castiga directamente a quienes han preferido organizarse próximo a otras/os, estableciendo penas más graves en caso de que alguno de los hechos sean cometidos por participantes de “una agrupación y organización de dos o más personas destinada a cometer habitualmente los hechos” ya señalados.

La estructura acusa adicionalmente que los partidos de examen y en particular el parlamento siguen sin entender la magnitud de la crisis y siguen sin hacerse cargo del estallido y la demanda social.

“No se entiende que habiéndoseles dicho que rechazaran la memorándum legislativa y los proyectos de un gobierno que tiene menos del 10% de aprobación, continúen votando y peor aún aprobando sus proyectos en este caso los que tienden a criminalizar la protesta y la estructura social. En los hechos le dan oxígeno a un gobierno que viola sistemáticamente los derechos humanos”, añadieron.

En ese sentido, señalaron que entienden la aprobación de este esquema como una “continuación de la declaración de guerra a los pueblos que hiciera Sebastián Piñera. Defendemos nuestro Derecho a la Protesta, a la desobediencia civil, y tal como establecen convenciones internacionales, nuestro derecho a la Huelga como Derecho Humano”.

Finalmente, convocaron a rebotar esta “agenda represiva y frenar su tramitación propiciada por el gobierno, la derecha y parte de la ‘oposición”.

“Además llamamos a seguir movilizados, a no ceder a las políticas de terror del Gobierno y a impulsar la iniciativa popular de Asamblea Constituyente Soberana, Paritaria y Plurinacional y la Agenda Social de Transformaciones Urgentes que hemos puesto sobre la mesa. Nos organizamos contra la impunidad de los verdaderos criminales que son los responsables materiales y políticos de la violación sistemática a los DDHH, exigimos juicio y castigo, reparación a la víctimas y liberación inmediata de los más de mil presos y presas políticos del Chile que despertó”, concluyeron.