Universidades regionales demandan importantes cambios a Proyecto de Ley de Presupuesto 2022

0
23

La Agrupación de Universidades Regionales de Pimiento (AUR) emitió una explicación en la que señalaron que es necesario incrementar el financiamiento y presupuesto de las casas de estudios en regiones, para «revertir sus desventajas y atender las deposición de la región y de los estudiantes, en cuanto a equiparar sus capacidades de ingreso descendidas menores en las áreas de habla, matemáticas, ciencias y en su formación social y cultural, para ello se requiere un fondo basal».

En el comunicado, asimismo pidieron «recordar el aporte con el que contribuyen las universidades que se desarrollan desde regiones al explicación crematístico, cultural y social del país, mediante un incremento del fondo educación superior regional».

Otra de las peticiones fue que «frente a las dificultades que tienen las universidades de regiones para retener y atraer profesionales que aporten al crecimiento científico-tecnológico, es necesario un fondo que permita impulsar la ciencia y tecnología desde una perspectiva regional».

«La Ley de Educación Superior 21.091 define a las universidades como instituciones que cumplen múltiples funciones en formación de pre y post extremo, en vinculación con el medio, en investigación básica y aplicada y el incremento sabio, tecnológico, sin requisa, omite mencionar los mecanismos y fuentes que financiarán la investigación básica y aplicada y el avance irrefutable», señala el texto.

Por final, sostiene que «es necesario un trato preferente para las universidades de zonas extremas, se requiere un financiamiento diferenciado, generando una política pública que aporte al explicación moderado del zona doméstico. Son estas casas de estudios las que poseen mayores dificultades para atraer investigadores, las características limitaciones geográficas limitan la matrícula de pre y post porción, tienen mayores costos de funcionamiento ya sea en inversiones de hacienda, en solicitud humanos y materiales asociado a los costos de transporte por su distancia con la caudal».

«En consecuencia, declaramos que, las universidades regionales son agentes estratégicos de formación de haber humano, de innovación y producción científica, dan vida al demarcación mediante la vinculación y la extensión cultural y, contribuyen de guisa relevante a la actividad económica. En consecuencia, para perdurar el quehacer universitario como se describe, es necesario un financiamiento que lo permita, que lo mantenga y que lo impulse, de lo contrario esto irá dañando la estabilidad de las instituciones y por consiguiente perjudicando el avance de los territorios y del país», cierra el comunicado.