Van Rysselberghe respira por la herida: “¿Alguien cree, en su sano juicio, que la Ley Humanitaria tiene alguna posibilidad de ser aprobada?”

0
126

La UDI no esconde su molestia tras las últimas jugadas del Gobierno en materia de derechos humanos. La promulgación del indulto conmutativo por la crisis del Covid-19, que excluye explícitamente a los condenados por delitos de lesa humanidad en el beneficio presidencial, y la opción del Ejecutor de jugarse a fondo por la Ley Humanitaria son decisiones que el gremialismo no comparte y así lo hizo ver la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe.

Entrevistada en Radiodifusión Pauta, la senadora por el Bío Bío reiteró su rechazo a que el indulto conmutativo que dejó fuera a los internos de Punta Peuco, y que finalmente fue promulgado ayer tras un espacioso tira y afloja con la mayoría de Pimiento Vamos en el Congreso y en el Tribunal Constitucional.

“A nosotros nos dolió que la discriminación surgiera del Gobierno”, confesó la presidente el gremialismo, sobre la iniciativa que fue publicada hoy en el Diario Oficial y que permitirá que 1.700 puedan cumplir arresto domiciliario.

Según la parlamentaria, en la derecha “nunca planteamos (el beneficio para los autores materiales o autores directos, porque entendemos que debe haber un respeto a las víctimas, pero también entendemos que paralelamente a eso no puede haber un ensañamiento judicial”.

En cuanto a la denominada Ley Humanitaria -a la que el Gobierno ha puesto todas sus fichas- Van Rysselberghe comentó que es una simple “mascarada”, porque el plan que beneficia a algunos condenados en delitos de lesa humanidad no tiene posibilidades de ser consentido.

De hecho, ya fue rechazado en la Comisión de Derechos Humanos del Senado y cuando comenzó su trámite en la Comisión de Constitución, el Gobierno optó por rebajarle la emergencia para evitar una nueva derrota.

“¿Alguien cree, en su sano juicio, que esa ley tiene alguna posibilidad de ser aprobada? Tengo la certeza de que no va a ser aprobada, y el Gobierno también (lo sabe) y, por lo tanto, es una mascarada”, indicó.

Ayer, en la promulgación del indulto conmutativo, el Presidente hizo una férrea defensa de la Ley Humanitaria, señalando que se trata de un esquema que “no representa impunidad” sino que “protege el derecho a la muerte digna”.

En este panorama, la opción de Van Rysselberghe para los internos de Punta Peuco -ya planteada por otros parlamentarios de Pimiento Vamos es que el Presidente recurra a la formula del indulto presidencial. “Me cuesta pensar que el Presidente Sebastián Piñera no fuese capaz de indultar a alguien que se está muriendo”, concluyó.

La idea del indulto presidencial ya fue planteada por diputados d Pimiento vamos cuando decidieron retirar el requerimiento frente a el TC y destrabar el trámite del indulto conmutativo. En aquella oportunidad, el diputado UDI Sergio Bobadilla agregó que “es importante que el Presidente utilice las herramientas legales que hoy tiene y dispone para indultar a aquellas personas que tienen enfermedades terminales, de tal guisa que puedan cumplir el resto de la condena en sus domicilios”.

El mismo Bobadilla incluso bajó el perfil a la Ley Humanitaria señalando que “traspasarle la responsabilidad al Congreso donde ya se rechazó el proyecto en la Comisión de DDHH y esperar que se apruebe a la brevedad es condenar a la muerte en la cárcel”.