Vendió todo lo que tenía a cambio de Bitcoins y ahora espera que todo le salga bien

0
545
loading...

Posteriormente de activo pasado unas excelentes descanso, este hombre decidió traicionar todas sus propiedades en bitcoins; ahora vive acampando con su comunidad.

Didi Taihuttu es un hombre que piensa a futuro y cree que el parné digital es la posterior guisa de manejar las finazas en el mundo y por eso decidió convertir sus propiedades en la moneda digital conocida como bitcoin.

Para aquellos que no les suene la palabra, el bitcoin es una moneda digital que se está empezando a consumir en países como Estados Unidos, China, Alemania y el Reino Unido, entre otros. Es una de las criptomonedas más usadas en el mundo como un medio de intercambio desde el 2009.

Desde ese año algunas personas creyeron que las criptomonedas eran el futuro en los negocios, una moderna guisa de heredad que facilitaría la vida. Mientras nosotros estamos en el 2017 pagando en ruta con nuestras tarjetas, hay personas que ya tienen peculio digital y con él realizan sus compras.

Una de estas personas fue Didi Taihuttu, un hombre de clan de 39 abriles que vive con sus esposa y tres hijas. Didi comenzó en el 2010 a apoderarse bitcoins, mientras dirigía su empresa de cursos de computación. Didi se había dedicado a ese negocio por 11 abriles en Venlo, un municipio de los Países Bajos.

En aquel año, el bitcoin valía menos que un euro y Didi había juntado una considerable cantidad. De pronto en el 2013, el valencia aumentó a varios cientos de euros y en ese momento Didi decidió traicionar todas sus monedas digitales para obtener alguna utilidad de su actividad financiera y dejó de acumularlas.

Parece que le fue sobrado aceptablemente en su negocio, pues con sus ganancias el año pasado Didi decidió salir de recreo con toda su grupo. Juntos anduvieron de paseo por exóticos lugares de Asia y Australia como Camboya, Brisbane y Tahití. Su alucinación duró nueve placenteros meses.

Mientras estaban de alucinación, Didi comenzó a encontrarse a muchas personas que como él estaban apostando al fortuna digital y se mantenían al irresoluto de las fluctuaciones del mercado. Didi se dio cuenta de que no estaba solo en su creencia del mundo financiero digital.

Un día mientras estaba de ocio, recibió un mensaje de un amigo que no sabía que había vendido todas su monedas digitales. El mensaje: el bitcoin había aumentado su valencia hasta los tres mil euros. Un duro gracia exacto en las finanzas.

Pero Didi no se desanimó y vio ese mensaje como una señal de que “algo está ocurriendo en el mundo” y decidió regresar al negocio de las criptomonedas. ¿Cómo retornar a amontonar bitcoins cuyo valencia ya estaba en las nubes?

Muy claro: vendiendo todas sus propiedades. Posteriormente de charlarlo con su esposa, la comunidad Taihuttu decidió traicionar todo, absolutamente todo a cambio de bitcoins. Su casa, su automóvil, motocicletas, bicicletas eléctricas, juguetes, ropa, todo se puso a la cesión.

Aunque la casa aún no se ha vendido, Didi está viviendo con su comunidad en una casa de campaña en Venlo; ahí han vivido durante los últimos tres o cuatro meses.

 

Didi asegura a Business Insider que vivirán acampando por lo menos hasta el año 2020. Sin requisa, se debe de dar por sentado en esta vida y Didi no puede sino esperar que su situación mejore.

¿Y si las cosas no salen como él esperaba? Bueno, Didi dice que:

Entonces estaremos sin mosca por un momento. Pero no creo que eso sea la peor cosa que puede producirse en la vida.

Didi y su comunidad siguen durmiendo ‘bajo las estrellas’; por lo menos es admirable que un hombre decida guerrear así por sus sueños y que su grupo lo apoye. Quizá en unos abriles veremos a Didi sobrevenir de campista a millonario.

loading...