Viajó 28 horas para ver a su equipo favorito; al llegar se dio cuenta que se equivocó de ciudad

0
99
loading...
loading...

Su equipo llegó hasta los cuartos de final de la Europa League, por lo que Álvaro Oliveira se subió a su automóvil y emprendió un grande alucinación de 28 horas, desde Portugal hasta Alemania, para ver el partido entre su amado Benfica y el Eintracht Frankfurt.

Unido con un amigo hizo la travesía con un breve refrigerio en París, para continuar hasta zona teutón. Pero no sabían, como seguro tú siquiera, que existen varias ciudades con el nombre de Frankfurt.

Emocionados porque creyeron que habían llegado, fueron a apañarse el CommerzBank-Arena, que es donde juega el equipo teutón, pero el estadio está en Frankfurt am Main y ellos llegaron a la ciudad de Frankfurt an der Order.

El problema es que el puesto en el que terminaron su larga travesía se encuentra cerca de la frontera con Polonia, a unas seis horas de distancia del sitio donde se desarrollaría el partido de futbol, lo que los convirtió en famosos por unos instantes, ya que este hombre compartió su penosa aventura en redes sociales y todavía un reportero tudesco estuvo siguiendo la aviso.

Lo bueno es que lo tomaron con humor (ya no les quedaba más) y así lo compartieron en redes, con la frase:

“Somos famosos… por estúpidos”.

Famosos por estúpidos

Luego de darse cuenta del error, emprendieron el camino de regreso (otros 3,000 kilómetros) a Portugal, con el fracaso y el cansancio a cuestas, y lo que es todavía peor: el Benfica perdió 2-0 en su visitante al Eintracht, y es el equipo germánico el que pasó a la subsiguiente ronda de la Europa League.

Ni modo, en ocasiones las cosas no salen por más que lo intentes.

loading...