Viajó 300 kilómetros en bicicleta para ver a su novia que conoció en Facebook

0
29

El acto sexual en tiempos de coronavirus es complicado y peligroso, pero nunca inalcanzable. Así lo demostraron John Paul “JP” Gatbonton y Donna Ocomen, quienes se conocieron en un camarilla de Facebook meses antaño de que iniciara la pandemia de Covid-19, razón principal por la que sus planes de conocerse en persona tuvieron que posponerse.

La pareja se conoció virtualmente el 22 de enero de 2020, cuando JP publicó en la página de Facebook “La vida de un introvertido”, Donna le contestó y comenzaron una amena conversación que los llevó a agregarse como amigos en esta plataforma social.

Aunque los tórtolos viven en el mismo país, Filipinas, JP reside en Imus, provincia de Cavite, mientras que Donna vive en Anda, municipio de Pangasinan. Ambas localidades quedan a aproximadamente 300 km de separación. La perspectiva de una relación a larga distancia no impidió que JP conquistara a Donna, y comenzó a cortejarla de forma habitual en ringlera.

Entreambos se enamoraron profundamente, pues compartían muchas cosas en popular, por lo que no fue sorpresa cuando expresaron sus deseos de conocerse cara a cara. Sin bloqueo, oportuno a la crisis de sanidad pública que se vive en aquel país, las autoridades decidieron cerrar las entradas a varias provincias de guisa aérea y terráqueo, por lo que los enamorados tuvieron que esperar cerca de siete meses para al fin conocerse.

bicicleta

Una vez que Filipinas permitió a los ciudadanos transportarse de ciudad a ciudad y la entrada a las provincias y municipios, JP no lo pensó dos veces; recolectó todos los documentos necesarios para su alucinación, tomó su fiel bici y emprendió una gran y romántica aventura para conocer al simpatía de su vida.

El 10 de octubre, JP subió a su bici y dejó Imus. Primero se dirigió a la casa de sus padres, en Nueva Ecija, donde pasó la indeterminación. A la mañana sucesivo se dirigió a Pangasinan, desafiando la depresión tropical Nika que afectó a la región de Ilocos.

El alucinación a Anda fue particularmente difícil: solo se puede demorar a la ciudad a través de un puente que cruza el canal de Kakiputan. Para conseguir a este puente, JP , que llevaba una pesada bolsa de alucinación, primero tuvo que navegar por rutas desafiantes que no lo desanimaron en su objetivo.

jp y donna

A posteriori de muchas horas de rozar en bici, finalmente llegó al pueblo de Donna a última hora de la tarde del 11 de octubre. Los padres de Donna lo buscaron en un sendero para entrar a la entrada y de ahí lo llevaron a casa.

Como se han de imaginar, este Romeo estaba exhausto, pero todo su cansancio desapareció cuando vio a Donna en persona por primera vez. Relatando su increíble historia, JP acepta que valió la pena completamente: “Me avergoncé un poco, pero me alegré mucho de finalmente conocerla… Finalmente sucedió”, dijo el enamorado.

A posteriori de un digno refrigerio, JP y Donna finalmente tuvieron su primera cita, donde se hicieron novios de guisa oficial. Ahora los dos lucen los anillos de pareja que JP trajo con él.

aww

Aunque ahora están juntos, o sea, en la misma villa, aún tienen que estar separados. JP se queda en casa de Donna durante su cuarentena de 14 días, como lo requieren los funcionarios locales, mientras que Donna se queda en una pensión para poder tomar sus clases en límite, ya que la conexión a Internet de su comunidad es muy débil.

Finalmente, John Paul nos deja una gran moraleja de inclinación; la gran enseñanza que le dejó toda esta historieta: “No existe la distancia cuando se trata de amor y cuando amas a alguien, harás todo para estar con ella y serán fieles el uno al otro”. Esperamos que así sea.