Víctimas en riesgo vital por acción de Carabineros motivan enérgica condena del director del INDH: “Acá se toman medidas y no se cumplen. Esto tiene que terminar”

0
69
loading...

“El instituto se fundamento en lo que ve, y lo que ha pasado anoche es terrible, entonces esto tiene que terminar, efectivamente tiene que terminar”. Con estas palabras, el director del Instituto Doméstico de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, golpeó la mesa frente a los nuevas evidencias del estimular de Carabineros, cuando se cumple la octava semana desde el inicio del estallido social.

Micco dio un punto de prensa esta tarde en el INDH, donde se refirió a las manifestaciones de ayer en Plaza Italia, marcadas por los dos dramáticos casos de las personas lesionadas, una último de 15 abriles y un hombre de 32 abriles, los dos internados en la antigua Posta Central en estado de peligro básico.

La último fue golpeada en el sector exterior de su comienzo, mientras el hombre fue impactado en la zona occipital y presenta hundimiento craneal. Entreambos se encontraban en las manifestaciones que coincidían paradójicamente con la conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos

“Los antecedentes que maneja el Instituto Nacional de Derechos Humanos es que el día de ayer, por lo menos hay 14 casos de heridos a manos de agentes del Estado, y realmente lo único que les puedo decir, como director, es un profundo cansancio. Esto no puede continuar”, precisó el director del INDH respecto al trabajo de observación de la institución durante la caminata de ayer.

En este contexto, Micco se mostró escéptico acerca de la efectividad de las medidas adoptadas por la autoridad. “Acá se toman medidas, y no se cumplen, se forman comisiones, y estas comisiones ¿para qué sirven? Estos eventos no pueden seguir. Entonces, lo que nosotros le hemos pedido al Gobierno es la mayor celeridad, la mayor urgencia para que se sepa la verdad”, indicó.

“Nos parece terrible que sigamos hablando de reformas de las instituciones que ‘las vamos a radicar en tal o cual parte, que fuerzas especiales …’, realmente eso no puede ser. Entonces yo les digo, insisto: el instituto se basa en lo que ve, y lo que ha visto anoche es terrible, entonces, esto tiene que terminar, realmente tiene que terminar”, añadió, aludiendo a las medidas anunciadas esta mañana por el ministro del Interior Gonzalo Blumel como reacción a los hechos.

Consultado, entonces, por la efectividad de las acciones del Gobierno, el director del INDH sostuvo que “los hechos son los hechos. El instituto participa en reuniones interministeriales, en comisiones de reforma, de la policía y lo seguiremos haciendo. Exigimos que se cumplan protocolos, y ¡siguen ocurriendo estas cuestiones! Ahora el problema es que aún no podemos ser más tajantes (…), es público y notorio que estas cosas siguen sucediendo. Y el dolor se expande, el miedo se expande, y esto le hace más daño a la sociedad civil chilena”.

“El uso de las lacrimógenas es clarísimo, hay que disparar hacia arriba y nosotros seguimos recibiendo antecedentes de que se disparan contra el cuerpo (…). Nosotros tenemos nuestra verdad, que es lo que vemos, esto lo hemos señalado una y mil veces”, sostuvo.

Emplazamiento a Blumel y Rozas

Los casos de Plaza Italia motivaron nuevos emplazamientos alrededor de el Servicio del Interior, en su condición de responsable político de la policía uniformada, y obligó al Gobierno a tomar nuevas medidas, como el anuncio de cambios en las Fuerzas Especiales de Carabineros para constituir una prefectura de orden notorio dependiente de los jefes de zona, unido a la atrevimiento interna de “apartar” de labores operativas a los funcionarios eventualmente involucrados en los hechos.

De paso, diputados exigieron la salida del común director de la institución, Mario Rozas. El diputado independiente Raúl Soto dijo que “si el Gobierno realmente quiere velar por los DDHH y reformar la institución de Carabineros, tiene que sacar a quien ha estado al mando de los abusos policiales”, mientras Carolina Marzán (PPD) sostuvo que el cabecilla policial “no entrega garantías de control”.

loading...