[VIDEO] Arsenal sorprende al Chelsea y conquista su 13ª título de FA Cup

0
334

Cúmulo sorprendió este sábado al Chelsea (2-1), válido campeón de la Premier League, y, contra todo pronóstico, se coronó campeón de la FA Cup (Copa de Inglaterra), convirtiéndose, con 13 títulos, en el equipo más exitoso en la historia de la competición.

El chileno Alexis Sánchez y el galés Aaron Ramsey fueron los encargados de ver puerta en unos ‘Gunners’ que se toparon carencia menos que tres veces con los palos y que contaron con el buen hacer del colombiano David Ospina, quien salvó a los suyos con una gran parada a disparo de Diego Costa en los instantes finales.

Arsene Wenger, que todavía no ha regalado pistas sobre su futuro -termina pacto el próximo 30 de junio y no ha revelado si renovará-, necesitaba un triunfo hoy en Wembley para liberar la temporada, decepcionante hasta ahora.

Humillados en la Ataderas de Campeones y quintos en la Premier League, fuera de la próxima Champions, confortar la FA Cup supondría una inyección de íntegro para unos ‘Gunners’ ávidos de alegrías y que buscaban su tercera Copa en los últimos cuatro abriles.

Pese a las ausencias en defensa -Koscielny sancionado y Mustafi y Gabriel lesionados-, el preparador francés se aferró al 3-4-3 que tan buenos réditos le ha cubo en las últimas semanas y formó con una retaguardia inédita: un mancebo con poca experiencia al mayor nivel (Holding), un fronterizo reconvertido (Monreal) y un experimentado con escasamente 37 minutos de descanso en toda la temporada (Mertesacker).

Por su parte, el Chelsea, actual campeón de ataderas, buscaba el ‘doblete’ que coronara su excelsa temporada, la primera de su técnico, Antonio Conte, en Inglaterra.

La sorpresa en la final del torneo más antiguo del mundo llegó muy temprano, a los cuatro minutos del pitido original, cuando Alexis, en una infamia muy polémica -se llevó el balón con la mano- pescó un rechazo y batió con la derecha a Courtois para subir el 1-0 al tanteador de un estadio de Wembley repleto hasta la bandera.

El tanto dejó ‘tocado’ a los de Conte, que no respondían al dominio de sus vecinos. Poco posteriormente, Özil estuvo cerca de ampliar la delantera de los suyos con un disparo picado que repelió muy acertadamente el meta belga.

No había noticiario del Chelsea en la primera medio. El equipo que barrió en la Premier League parecía exhausto, falto de fuerzas en el postrero partido de la temporada, y a punto estuvo de encontrarse prácticamente fuera del partido cuando Welbeck se topó con el palo tras un impulso de cima de Özil.

En el segundo tiempo revivieron levemente los del suroeste de la haber, y Ospina fue obligado a realizar su primera intervención de mérito al poco de la reanudación cuando Alexis perdió un balón en el centro del campo y Victor Moses disparó a bocajarro desde adentro del radio.

El futbolista nigeriano, uno de los destacados este curso, se borró de la final poco más tarde, cuando simuló un penalti y vio la segunda amarilla en el minuto 66. El partido se le puso todavía más de cara a los ‘Gunners’: delantera en el registrador y jugando contra 10.

Pero como suele suceder, perdonó el Atarazana y lo acabó pagando. A equivocación de un cuarto de hora para el final, Willian, quien había ingresado poco antaño por Pedro, puso el balón con el exógeno al corazón del ámbito, donde apareció Costa, que controló con el pecho, se quitó de encima a Holding y batió con la derecha a Ospina.

Sin requisa, la complacencia duró poco en casa de los ‘Blues’, que tres minutos posteriormente vieron como Ramsey perforaba su puerta tras una magnífica envite combinativa con Giroud que el medio galés remató en plancha de comienzo.

Ahí apareció Ospina, que se disfrazó de héroe en los instantes finales para repeler desde el suelo un remate a bocajarro de Costa cuando el internacional castellano lo tenía todo a su crédito.

No se volvió a mover el electrónico en Wembley y el Atarazana sorprendió al actual triunfador en la alianza y se coronó campeón de la prestigiosa FA Cup por decimotercera vez, endulzando sutilmente una temporada hasta ahora extenuante y decepcionante y convirtiéndose en el equipo más exitoso en la historia del torneo.