[VIDEO] Copa Confederaciones: Rusia impone su localía y derrota a Nueva Zelanda

0
618
loading...

Rusia ganó hoy con facilidad el partido inaugural de la X Copa Confederaciones al derrotar a la débil Nueva Zelanda (2-0) en el espectacular San Petersburgo Arena.

Los pupilos del ruso Stanislav Cherchésov dominaron el partido de principio a fin, aunque les faltó clarividencia en ataque, mientras que los neozelandeses se limitaron a defender con los merienda futbolistas detrás del esférico y a probar suerte a balón parado.

Rusia debutaba en esta torneo, considerado unánimemente el experimentación de cara a la Copa Mundial, mientras que los neozelandeses participan por cuarta vez.

No obstante, en el partido no hubo color para alegría del presidente ruso, Vladímir Putin, que acudió un estadio de fútbol por primera vez en prolongado tiempo y que estuvo acompañado en todo momento por el mayor dirigente de la FIFA, Gianni Infantino.

Tras ser apeados en la primera etapa del Mundial de Brasil y la Eurocopa de Francia, los rusos salieron enrabietados y en los primeros quince minutos dispusieron ya de varias claras ocasiones de gol.

En el minuto 7 el central ruso Vasin remató en plancha a un poste a la salida de un córner y cuando el balón se paseaba por la radio de gol fue despejado por McGlinchely.

Dos minutos posteriormente otro futbolista neozelandés, Smith, despejó cuando el balón se colaba en la puerta tras un disparo de Poloz que había superado la salida del zaguero visitante.

Posteriormente de que el equipo oceánico diera un susto a Akinféev a balón parado, su punto más resistente, Poloz de nuevo puso en corazón en un puño a sus aficionados a los quince minutos.

Recibió un balón extenso, encaró a Marinovic y al intentar regatearle cayó al entrar en contacto con el meta, en lo que pareció más una simulación que una pena máxima.

A partir de ahí los neozelandeses parecieron asentarse y los rusos tuvieron más dificultades para entrar por las bandas.

Adicionalmente, Wood, el mayor goleador de la segunda división inglesa con el histórico Leeds, despertó y lo intentó en dos ocasiones desde fuera del ámbito, aunque sin fortuna.

Cuando mejor jugaban los “All Whites”, como son conocidos en contraposición al equipo doméstico de rugby “All Blacks”, marcó el equipo circunscrito tras un claro decreto en la salida del balón de los visitantes.

Fue a la media hora cuando Glushakov tras un magnífico pase al primer toque de Poloz fabricó el primer gol del partido y del torneo al elevar el balón sobre la salida del guardameta, aunque el postrer tahúr en tocar el balón posteriormente de que este fuera escupido por el poste fue Boxall. (min.31)

En la segunda parte, los rusos arrancaron con la intención de cerrar cuanto antaño el partido y a los cuatro minutos de la reanudación Marínovic salvó a su equipo al despejar admirablemente el cabezazo de Poloz y el posterior rechace a bocajarro de Yerojin.

De nuevo, el portero de los visitantes, que juega en el Unterhaching, de la cuarta división alemana, volvió a frustrar poco posteriormente al punta ruso con una magnífica estirada.

Los neozelandeses intentaron apañarse a Rojas, futbolista de origen chileno, pero éste tan pronto como tuvo oportunidad de demostrar su clase.

Frente a la yerro de profundidad de los suyos, el seleccionador del equipo oceánico, Anthony Hudson, sacó al tahúr del Marsella, Tuiloma, la longevo promesa del fútbol neozelandés, y a posteriori al héroe del Mundial de Sudáfrica, el fogueado Smeltz.

Poco posteriormente, Smólov, la fortuna del equipo eslavo, pero que había pasado totalmente inadvertido, marcó el segundo gol del partido.

Recibió el balón en tres cuartos del campo, se escapó de su señalador, lo cedió en la costado a Samédov, que dio un pase raso al segundo palo que fue diligente por el propio Smólov para anotar el gol de la tranquilidad. (min.69)

Entonces, parecieron despertar los neozelandeses y Akinféev tuvo que auxiliar a los suyos tras un magnífico disparo desde fuera del radio de Thomas y seguidamente Zhirkov despejó bajo los palos un cabezazo franco de Smith a equivocación de quince minutos para el pitido final.

loading...