Video de seguridad muestra la macabra desaparición de un turista alemán; todos lo están buscando

0
110

El 30 de junio de 2014, un germánico que se fue de asueto nunca regresó. Encima, nadie sabe qué pasó con él. Un video de un aeropuerto muestra los últimos momentos antiguamente de su desaparición y es muy desconcertante.

Esta es la historia de Lars Mittank. El novato de 28 abriles había viajado a Bulgaria, pero antiguamente de topar su revoloteo de regreso, se le vio valer paranoico por el aeropuerto para luego desaparecer de la faz de la tierra.

Aunque hay muchas desapariciones de adultos a diario, la de Lars es más extraña por su comportamiento errabundo en las horas previas a desaparecer.

El 8 de julio fue la última vez que se le vio y todo fue capturado en las cámaras de seguridad del aeropuerto en Varna. El video muestra a Lars corriendo fuera del aeropuerto y trepando una cerca de malla de 2.4 metros de importancia hasta un campo de flores.

turista

Pero lo que no se sabe es qué causó la disposición de Lars. El 30 de junio, Lars aterrizó con sus compañeros en Varna, Bulgaria. Lars y sus amigos se quedaron en un hotel todo incluído donde se lleva a límite la veterano parte de la movimiento y pasó días bebiendo y viendo futbol.

Pero las cosas se pusieron raras unos días más tarde cuando se encontraron con fans del equipo contrario. Lars y sus amigos eran seguidores del Werder Bremen y los contrarios, del Bayern Munich.

Esa indeterminación, Lars y sus amigos fueron a comprar comestibles pero Lars decidió esperarlos fuera de la tienda en una banca. Cuando regresaron sus amigos, Lars ya no estaba.

lars

Buscaron en los alrededores y no lo encontraron, suponiendo que se había ido al hotel. Pero cuando llegaron al hotel, no estaba.

Eventualmente los amigos de Lars se fueron a echarse y cuando despertaron, Lars había regresado pero con algunas lesiones menores. Él explicó que habían ocurrido cuando hombres pagados por los fans del Bayern, lo atacaron.

Lars requirió atención médica aunque ese día era su regreso a Alemania. Aunque ellos insistieron en quedarse con él para cerciorarse de que estuviera admisiblemente, él insistió en quedarse solo un par de días más.

Cuando sus amigos se fueron al aeropuerto, el fue a la consulta médica. Ahí le dijeron que tenía un tímpano perforado y que requería cirugía. Se rehusó y dijo que esperaría hasta retornar a su país.

lars

Sin confiscación le recetaron un antibiótico. Luego fue a averiguar un hostal y se hospedó en el Hotel Color. Al parecer, el hotel está en una zona peligrosa, frente a un casa de lenocinio.

Antiguamente de media confusión llamó a su madre y dijo que tenía miedo. Igualmente le pidió que cancelara su plástico de crédito y dijo que tenía que dejar el hotel.

La clan en el hotel confirmó más tarde que Lars se fue con todo su equipaje. Horas más tarde llamó de nuevo a su madre y le susurró que cuatro hombres lo seguían.

Lars corrió entonces y tomó un taxi. Un pasajero en el taxi aceptó compartir el taxi y dejar a Lars en el aeropuerto. El pasajero dijo más tarde a la policía que las pupilas de Lars estaban completamente dilatadas.

lars

Cuando Lars llegó al aeropuerto se veía asustado y estaba frenético. Esto lo captó la cámara de vigilancia. Luego habló otra vez con su madre y le dijo que tenía un boleto de regreso. Ella le insistió en que viera a un doctor antiguamente y Lars aceptó.

Luego de un rato la volvió a gritar y le dijo que lo seguían persiguiento hombres misteriosos. Entonces fue a que lo examinaran. El doctor dijo que Larse se veía emocionalmente exhausto.

Según el reporte de la policía, un trabajador del aeropuerto tocó la puerta del consultorio y le pidió al doctor usar la oficina. En ese momento, Lars salió corriendo espandato dejando su equipaje, teléfono y pasaporte.

lars

Luego salió corriendo del aeropuerto y saltó una malla de 2.4 metros, incluso pasando sobre el alambre de púas. Corrió a un campo de flores y se adentró en el bosque.

Esa fue la última vez que se le vio. A pesar de las investigaciones policiacas, Lars no está en ninguna parte. Ni vivo ni muerto. Hasta la término sigue como persona desaparecida y se ofrece una remuneración de 40 mil euros.