Volcán Popocatépetl aumenta actividad y obliga a cerrar aeropuerto mexicano

0
482
loading...
loading...

El volcán Popocatépetl, a unos 55 kilómetros de la caudal mexicana, aumentó su actividad este lunes lanzando una columna de ceniza de hasta 3 km sobre el cráter, que cubrió de cenizas a varios municipios de Puebla (centro) y obligó al clausura de su aeropuerto hasta el martes.

El incremento de la actividad empezó en dirección a las 02H32 locales (07H32 GMT) cuando el volcán emitió fragmentos incandescentes de forma contínua con la columna de ceniza sobre el cráter, informó el Centro Doméstico de prevención de Desastres (Cenapred).

En imágenes de las cámaras que vigilan permanentemente la actividad del volcán, se observó cómo un poderoso estallido desde el cráter iluminó la aurora de este lunes. Luego, el Popocatépetl empezó a editar una densa columna de cenizas mientras material incandescente se derramaba sobre las laderas.

Pese al aumento de esta actividad, las autoridades mantienen el semáforo de alerta en amarillo grado 2 por explosiones esporádicas con caída de ceniza y de material incandescente aunque pidieron a la ciudadanía tomar precauciones.

En un primer momento, igualmente dijeron que el aeropuerto de Huejotzingo -que sirve a la ciudad de Puebla y desde donde parten algunos vuelos internacionales- cerraría sus operaciones sólo unas horas pero, tras una breve reapertura en la tarde, volvieron a cerrar la terminal hasta el martes.

“Los vientos dispersaron la ceniza volcánica acumulada” y por precaución se cerró el aeropuerto hasta el martes, dijo el coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, en su cuenta en Twitter.

A lo liberal del día, el volcán siguió teniendo exhalaciones de hasta 1,5 km que podían revaluarse con la ligera fumarola blanca que salía de su cráter y que afectó especialmente a la ciudad de Puebla, donde las calles lucían empolvadas y muchos ciudadanos caminaban por la calle con cubreboca.

Las autoridades han recomendado a la población evitar actividades al medio huido y respetar un radiodifusión de seguridad de 12 km en torno del coloso de 5.452 metros, la segunda cumbre de México, frente a la caída de material incandescente. 

Tras una actividad moderada a principios y mediados del siglo XX, en 1994 el Popocatépetl entró en actividad con distintas etapas de intensidad, la más importante en diciembre de 2000, cuando fue necesario solucionar poblaciones cercanas.

En un radiodifusión de 50 kilómetros en torno al Popocatépetl, que en idioma náhuatl significa “montaña que humea”, viven unos 4,5 millones de personas. En sus periodos de veterano actividad las cenizas han atrapado a buena parte de Ciudad de México.

Fuente:T13.cl

loading...