Volteó de pies a cabeza la habitación de su compañera y es la mejor broma hecha

0
131

¿Para qué están los amigos si no es para jugarse bromas pesadas? Así es, la amistad hoy en día se define en competir por ver quién es el mejor bromista, pero las chicas del día de hoy se pasaron, una de ellas hizo una de las mejores bromas que hayamos trillado en mucho tiempo.

Kaylin y Kiersten son compañeras de casa en Arizona, Estados Unidos, y han estado involucradas en una erradicación de bromas amistosas que van más allá de asustarse mutuamente en medio de la confusión, o ingerir la última cuajada de almendras en el refrigerador.

En una entrevista con Buzzfeed, Kaylin contó algunas de las cosas que ha hecho su roomie: “Kiersten una vez llenó mi habitación, armario y baño con aproximadamente 1,500 globos, y llenó el interior de mi automóvil con cacahuates”.

Como venganza, a Kaylin se le ocurrió una broma que duró perfeccionando durante un año, pero no estaba segura de poder hacerlo. Quería tumbar completamente la habitación de Kiersten al revés, la cama, burós y todo, aprovechando que saldría de la ciudad.

“Soy bastante creativa y me encanta hacer bromas, así que pensé que sería divertido colgar todas sus cosas en el techo. Sabía que sería algo épico, pero nunca pensé que podría lograrlo”, dijo a Buzzfeed. “El gran problema era descubrir cómo lograrlo”. Y lo hizo, Kaylin logró poner todos los muebles de inicio en una épica broma que lo cambió todo:

Kiersten se fue el tiempo suficiente y Kaylin pasó ocho horas volteando completamente la habitación al revés. “Atornillé la cómoda y el ámbito de la cama a los montantes de la albarrada y lo empujé contra el techo, dando la apariencia de que colgaba. No puse el colchón, solo usé el edredón para que pareciera que el colchón estaba allí “, explicó.

Cuando volivó, Kaylin ayudó a Kiersten a cambiar su habitación al día ulterior, y entre las dos solo les llevó como dos o tres horas retornar a la normalidad. Creo que de aquí en delante las bromas entre estas dos amigas serán cada vez más pesadas.