Vuelven los cacerolazos: improvisación del Gobierno para enfrentar la “pandemia del hambre” reaviva las protestas en plena crisis sanitaria

0
92

Las manifestaciones en la comuna de El Bosque marcaron la memorándum de la trayecto. Bajo la consigna “estamos pasando hambre”, exigían medidas más concretas de parte del Gobierno. Para eso, salieron a la calle en plena cuarentena total en el Gran Santiago, por lo que hubo enfrentamientos violentos entre los vecinos y Carabineros.

Precisamente, el deseo es lo que indagación combatir la última campaña del Gobierno, “Alimentos para Chile”, la que entregará 2.5 millones de canastas con alimentos y productos de aseo a familias vulnerables, con la que buscan combatir la “pandemia del hambre”. Entre ellas, las de El Bosque.

En dicha comuna, los vecinos se manifestaron por desidia de alimentos y ayuda en plena cuarentena. “Es una burla y una humillación para el pueblo que esté pasando esto”, indicó una vecina en entrevista a la televisión, en medio de los incidentes donde hubo barricadas y enfrentamiento con carabineros.

La parentela apoyó a los vecinos de El Bosque, por lo que a las 21 horas, comenzó un cacerolazo como los que ocurrían en la haber al inicio del estallido social. Y no sólo en la comuna del sector sur de Santiago, sino que en distintas comunas. Todos apoyaban a los afectados.

De acuerdo al corregidor de la comuna, Sadi Melo, con las manifestaciones de la mañana “hemos trillado la expresión concreta de cientos de vecinos y vecinas manifestándose por la carencia de intereses básicos para sobrevivir. Queremos hacer un llamado urgente al Gobierno, que por merced concrete luego las medias que ha anunciado”.

“Nos hacemos parte un poco de este reclamo de la gente, puesto que ellos son los que están sufriendo las consecuencias“, agregó Melo a CNN Chile, pese a que “no es la mejor manera canalizar esta inquietud por la vía de la violencia y de exponernos al contagio”.

Poco que fue compartido por el ministro de Patrimonio, Lucas Palacios, en entrevista con el citado medio: “Es re fácil que yo diga aquí, desde mi oficina, que ‘mira, la violencia siempre es mala, es incomprensible que la gente salga a reclamar’. La verdad es que hay que ponerse en los zapatos de ellos (…) He conocido de cerca cuando la gente de verdad sufre y sufre la carencia, la pobreza, la desesperación de no poder llevar comida a su familia”, manifestó.

“Hay que entender que cuando las personas salen a protestar cuando necesitan ayuda es porque verdaderamente lo están pasando mal, y somos conscientes de eso. Uno quisiera que siempre una manifestación sea lo más calmada posible, pero lo que nosotros estamos haciendo es representar lo más rápido posible”, agregó.

Los alcaldes de otras comunas igualmente mostraron su apoyo a los afectados de El Bosque. Es así como el superior comunal de Las Condes, Joaquín Lavín y su par de La Florida, Rodolfo Carter, acudieron al llamado y desde mañana entregarán cajas de alimento a familias de la comuna comandada por Sadi Melo, con distinto ceremonia en los adultos mayores.

Aunque incluso ocurrieron otros incidentes, como una defensa instalada en Diagonal Paraguay, en pleno Santiago Centro.

En Villa Francia, en Periodo Central, todavía se registraron apoyos a los vecinos de El Bosque, pero incluso incidentes, como la incendio de un bus del Transantiago y otro con daños parciales.

“La situación es grave”

Este domingo, y a través de una dependencia doméstico desde La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera se dirigió al país para hacer un llamado a la calma, repasar lo que ha hecho el Gobierno hasta ahora frente a la pandemia del Covid-19 y anunciar cinco nuevas medidas para exculpar los bienes del virus en la riqueza y en la vida de los chilenos, entre ellas, una canasta de alimentos que se distribuirá a las familias más vulnerables.

Eso fue lo único que anunció, por lo que no quedó claro cómo se entregaría este beneficio. Adecuado a esta descoordinación, este lunes en la mañana se produjeron aglomeraciones en los municipios de Valparaíso, Viñedo del Mar y Renca en investigación de las canastas de alimentos, mientras que en la comuna de El Bosque, la situación escaló a hechos de violencia entre Carabineros y vecinos, quienes bajo la consigna “estamos pasando hambre”, exigían medidas más concretas de parte del Gobierno.

El mismo corregidor de Valparaíso, Jorge Sharp dijo que “la situación es tan grave que no es posible descartar que existan más manifestaciones como las del día de hoy en distintos puntos del país. Se hace necesario reabrir la discusión de un sueldo de emergencia Covid-19 porque con $66 mil por carga nadie puede vivir dignamente”.

Cerca de las 15 horas, tuvieron respuesta de parte del mismo Presidente Piñera, quien llamó a la tranquilidad y explicó que las 2.5 millones de canastas que entregará el Gobierno bajo la campaña “Alimentos para Chile” se harán arribar directamente a los hogares de los beneficiados para “evitar aglomeraciones”.

Los hechos de violencia en El Bosque, sin incautación, no cesaron. En la mañana, el intendente de la Región Metropolitana bromeaba en un matinal diciendo que las manifestaciones eran responsabilidad del corregidor de El Bosque, Sadi Melo. “En un diario local, salió que el alcalde estaba en la casa, entonces la gente salió a protestar en contra de Sadi Melo”, dijo risueño Guevara.

Después Guevara añadió que entiende y empatiza “con las personas que lo están pasando mal”, pero reconoció que “no es la forma de salir de esta situación el tirarle piedras a Carabineros, el congregarse en un lugar sin distanciamiento social. De esto salimos todos, pero colaborando, con buena voluntad (…) No sacamos nada con incumplir la cuarentena”.

Por lo mismo, llamó a los manifestantes a “recapacitar. Están en una comuna con cuarentena y lo que están haciendo, reuniéndose, sin distanciamiento va en directo perjuicio de ellos. El quedarse en casa tiene que ver con luchar contra a pandemia (…) Estoy seguro que el coronavirus está muy feliz de cómo están actuando estas personas”.

Esta polémica asimismo dividió a los dos partidos más representativos de Pimiento Vamos, la UDI y RN. Por una parte, la presidenta de los primeros, Jacqueline Van Rysselberghe pidió al Gobierno ser “firmes” y querellarse contra los manifestantes, su par de RN, Mario Desbordes, salió al paso de la logística de la “mano dura” promovida por el gremialismo. “Pretender mano dura, ir a palos con la familia que está pasando deseo, me parece que no es la útil ni la decisión”, dijo el presidente RN a 24 Horas.