Wenger renueva su contrato con el Arsenal por dos temporadas

0
318

El Cúmulo y Arsene Wenger acordaron la renovación por dos temporadas más del diestro preparador francés, que continuará en el Emirates Stadium al menos hasta junio de 2019, informa hoy la cautiverio británica BBC.

A yerro de anuncio oficial, que se realizará el miércoles, la BBC asegura que Wenger, que lleva en el Cantera desde 1996, se reunió el lunes con el dueño del club, el estadounidense Stan Kroenke, con quien apalabró la renovación por dos abriles.

El Cúmulo, que levantó el título de la FA Cup (Copa de Inglaterra) el pasado sábado, ha terminado la temporada en chale plaza, fuera de los puestos de Ajonje de Campeones por primera vez desde la venida del técnico galo al banquillo, hace más de 20 abriles.

Los ‘Gunners’, que derrotaron en Wembley al Chelsea (2-1), sumaron en la Premier League 18 puntos menos que sus vecinos ‘Blues’, campeones de aleación.

El arreglo de Wenger, de 67 abriles, quien ha guiado al Cúmulo a tres títulos de la Premier League, siete FA Cups y seis Community Shield en 21 temporadas, vencía el próximo 30 de junio.

Esta campaña, el preparador francés, que sufrió una humillante asesinato a manos del Bayern Múnich en octavos de final de la Champions League (señalador total de 2-10), ha sido duramente criticado por varios sectores de la escalera del Emirates, que han pedido su dimisión antiguamente y durante muchos partidos del equipo.

Después, el Atarazana informó de forma oficial que había aprehendido un acuerdo con Arsene Wenger.

“Doy las gracias a Stan (Kroenke, el propietario) y al Consejo de Administración por su apoyo en nuestra búsqueda de trofeos. Eso es lo que queremos todos, también los aficionados que tenemos en todo el mundo”, declaró Wenger a la web del club.

“Me gusta este club y miro hacia el futuro con optimismo. Tengo un buen grupo de jugadores y con algunos añadidos podemos tener más éxito. Estamos concentrados para intentar ganar el título, ese será nuestro objetivo (en la nueva temporada)”, agregó.