Wuhan se recupera y termina la cuarentena por Coronavirus después de 3 meses

0
159

Wuhan, en China, fue la ciudad donde surgió el coronavirus que ahora mantiene en sus casas a millones de personas en torno a del mundo, pero hay buenas parte.

Luego de tres meses de ocurrir manifiesto la cuarentena, y la incertidumbre que todo esto implica, ahora que han cambiado las condiciones decidieron que es momento de retornar a la normalidad.

De acuerdo a imágenes de medios locales, los retenes policiales que se encontraban en las expectativas de la ciudad han sido retirados, luego de merienda semanas de estar prohibido el dejar Wuhan.

Se han registrado largas filas de personas que estaban ansiosas por dejar este sitio, y es que se trata de residentes de otras ciudades que tuvieron que quedarse ahí frente a el brote de coronavirus y por fin podrán regresar a sus hogares.

Algunos vuelos asimismo se reactivan, aunque no los internacionales ni los que vayan directo a Pekín, y es que el regreso a la “normalidad” no se dará de un día para otro, sino que será progresivo.

Otro avance es que de nuevo se permite el servicio de taxis, trenes, tranvía, entre otros, que estaban detenidos durante todas estas semanas, ya que la ciudad estaba paralizada.

Aunque se han importante muchas restricciones, las autoridades piden a los residentes de Wuhan que lo tomen con calma y por lo pronto no dejen la ciudad, ni la provincia de Hubei, de la que Wuhan es la haber.

Si acertadamente es cierto, al parecer ya ha pasado lo peor, esto no quiere sostener que se haya eliminado por completo el peligro de contagio. Los habitantes de la ciudad deben obtener un código QR que certifique un buen estado de salubridad y que no tiene contacto con contagiados.

Todavía se mantendrán algunos controles y la restricción en centros comerciales para evitar aglomeraciones y es que, ya se dijo, no ha pasado totalmente el peligro.

Sin duda que para la ciudad de Wuhan es una gran mensaje, pero asimismo para todo el mundo, ya que da esperanza de que eventualmente se irá reactivando la dinámica habitual de las personas.

Por lo pronto, aunque con medidas de higiene, algunos han vuelto a abrazarse y como una forma de celebración encendieron luces de colores en los edificios.

La vida, el corazón y la esperanza se vuelven a encender en China y en todo el planeta. Un bello momento, sin duda.