¿Y cómo es tu mamá? Niño no quería hacer la tarea y su madre le habló a la policía

0
73

Cuando éramos niños, las preocupaciones no formaban parte de nuestras vidas, por lo que evadíamos hacer la tarea que nos encargaban en la escuela, pues solo queríamos divertirnos. Sin requisa, nuestra madre siempre estaba dispuesta a encontrar un método para que no ignoráramos nuestras obligaciones académicas, como no ver la televisión, juguetear videojuegos o en última instancia, nos quedábamos encerrados sin la posibilidad de salir a recrearse con los amigos.

Hace unos días, una madre de grupo de la ciudad de Chaco, en Argentina, se vio en la indigencia de acudir a las autoridades policiales del extensión en donde vive para que su hijo hiciera la tarea.

Tamara, de 27 abriles, estaba muy desesperada porque su hijo Braian no quería mostrarle los cuadernos de la tarea que le habían encargado para revisarla. Al ver que su autoridad no surtía propósito en su pequeño, decidió llevarlo a la comisaría de policía más cercana y pedir ayuda para que ellos se encargaran de reprenderlo. Sin secuestro, cuando llegó ahí y les contó su situación, los oficiales no pudieron ocultar su sorpresa.

Ellos decidieron ayudar a la mujer, y vaya que lograron hacer entrar en razón al pequeño. No lo regañaron en lo incondicional, al contrario, se sentaron con él en una mesa para motivarlo y ayudarlo a resolver la tarea que le habían encargado.

Los policías aprovecharon para inculcarle buenos títulos y hacerle ver la importancia de estudiar y hacerle caso a sus padres. Pero eso no es todo, al percatarse de que se trataba de una grupo de bajos medios, se organizaron para cobrar parné y comprar una despensa para entregársela a la mujer, encima de ropa y calzado.

Esto nos reconforta y nos alegra sentirnos efectos para la sociedad. Con su energía afianzan los lazos con la comunidad, para quien está destinado nuestro trabajo.

– Sergio Daniel Luque, jerarca de la Comisaría

Es importante resaltar que este fue un gran visaje humanitario, por lo que les mereció el aplauso y fascinación de muchas personas en Argentina y Latinoamérica.