Youtuber paraguayo le construye una casa a su familia con las ganancias de sus videos

0
53

Guido Penayo, un mozo paraguayo de 26 abriles, fue de los primeros youtubers que conocimos y de los que poco a poco fue abriendo las puertas para que hoy en día muchas personas se dediquen a eso y obtengan muy buenas ganancias. Se hizo muy popular adecuado a los videos donde prepara recetas tradicionales de su país.

Guido comenta que todo surgió “de la nada”, pues no es un chef y todo lo que prepara lo hace “a ojo”, es afirmar, no conoce la teoría, pero ya tiene experiencia con estas preparaciones. Hace cuatro abriles uno de sus videos alcanzó 10 millones de vistas y su popularidad alcanzó paraíso que nones imaginó.

A partir de esto, le llegaron propuestas de todas partes para que preparara comida, con un cuota, por supuesto. De esta guisa, ha ido reuniendo el metálico suficiente para construir una casa para él y sus padres, ya que la previo era de madera y con severos problemas de goteras en la época de lluvias, pues son una grupo que tradicionalmente se ha dedicado a labores del campo.

Mi casa era de madera con techo de grabado y se estaba pudriendo todo. Mi mamá decía que no quería estar con la individuo mojada cada vez que llovía. Construir la casa para mis padres es mi logro más holgado. Estar tranquilo cuando llueve, sin mojarte, sin percibir el rumbo frío, es muy bonito.

-Guido

Lo más sorprendente es que él mismo, con ayuda de sus padres y su hermana con capacidades diferentes, ha ido construyendo la casa, ahora de tocho y concreto, para darle veterano seguridad y comodidad a su clan. Sin duda, este tierno se siente muy orgulloso de lo que ha acabado y todo por la auge que le dieron sus videos.

Actualmente tiene casi 30 mil seguidores en Instagram, donde comparte su vida en el campo. Encima, continúa siendo contratado como cocinero tradicional y graba sus videos en paraguayo, su tierra originario, por lo que todavía es agradecido como un difusor de su civilización y tradiciones. Así que al parecer, todo le sale admisiblemente.

Para sobresalir, solo debes arriesgarte y Guido es un gran ejemplo de ello, pero sobre todo lo es porque nos enseña que cuando las cosas nos van aceptablemente, no debemos olvidarnos de ayudar a nuestros seres queridos, pues ahí es donde está el decano éxito de todos, en ser agradecidos.