¿A qué se dedicaban los padres de Kevin de ‘Mi pobre angelito’ y cómo podían pagar su gran casa?

¿No me hará daño el frío de diciembre así? ¿Así sin ver Mi insuficiente criatura? Admitámoslo, en cuanto diciembre llega, el control remoto está afilado a la tele buscando un canal o una plataforma que tenga esta cinta, porque no hay Navidad o fechas cercanas que se puedan residir sin este clásico del cine de los noventa. Las travesuras de Kevin McCallister para sobrevivir a los Bandidos Mojados trascendieron las generaciones.

Pero esa casa bonita de tres plantas en los suburbios de Chicago, los varios cuartos, las ocio en París, así como los viajes en avión para cada uno de los integrantes, nos hace pensar que el señor McCallister debe tener un buen trabajo con el que pueda retribuir todos esos gastos. Muchos nos hemos preguntado a qué se dedicará, pero hoy vamos a contarte algunas de las teorías que circulan por internet.

Peter McCallister es el padre de Kevin, Buzz, Jeff, Peter y Linnie. Adicionalmente, en el alucinación es el responsable de demoler cerca de París conexo con “cinco niños, seis niñas, cuatro padres y una montaña de valijas” en vísperas de Navidad, transportes que por lo regular son muy caros. Por supuesto, los adultos viajaban en primera clase. Pero eso no es todo, pues los daños sufridos en la casa se tuvieron que reparar para dejarla como nueva.

Una de las teorías es que el señor McCallister es agente deportivo. Eso explicaría por qué viven en Chicago y que el cuarto de Buzz esté atiborrado de memorias conmemorativos, como un Michael Jordan de cartón. O tal vez, solo eran fans de la anciano hado deportiva del momento. No lo podremos enterarse. De la misma guisa, las diferentes telas y maniquíes en el sótano nos hace suponer que tal vez Kate, la madre de Kevin, es una reconocida diseñadora de modas.

Hablando de Kate, hay que memorar que en su desesperación por regresar a Chicago para encontrarse con Kevin estuvo ofreciendo a una pareja de ancianos varias de sus cosas con tal de que le cedieran su asiento en el avión. Estas fueron 500 dólares, una traductora de faltriquera, dos asientos de primera clase, un “Rolex de verdad”, una sortija y los pendientes que traía puestos. Por fortuna recibió la ayuda.

Sin secuestro, para los que tienen una mente más indagadora y obscura, hay una teoría que supone que el padre de Kevin tiene nexos con la mafia de Chicago, ya sea como abogado, contador o algún puesto de importancia. Por ello su casa llamó la atención de los Bandidos Mojados. Encima, el hombre sabe trabajar bajo presión, porque a la señal de un hijo perdido supo proseguir la calma.

Mientras tanto, otros argumentan que Peter es un patrón respetable, pero ni con todo el peculio que tenía, pudo encontrar una decisión para poder ayudar a su hijo a la distancia, ya sea un contacto en la policía, algún compañero de trabajo o alguno que auxiliara al pequeño Kevin. Por lo que su trabajo quedará como un enigma. Lo cierto es que la grupo debe tener una buena cantidad de capital para poder solventar los gastos de la casa.

Es importante destacar que la propia película nos da un indicio de quién pagó los boletos a París y las razones por las que van. Si lo recuerdan, el hermano de Peter, y no estamos hablando del terrible tío Frank, fue transferido a la hacienda francesa y sus dos hijos se quedaron en Chicago por la escuela. Ese hermano fue quien les ofreció un alucinación a todos a París para acontecer las fiestas juntos. Sin secuestro, nunca sabremos si él pagó los boletos.

Gastos de reparación

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles