Abuelo alfa de 80 años va a la escuela de belleza para aprender a peinar a su esposa que ya no puede ver

0
31

Encontrar al “amor de tu vida” es poco que muchos desean. Sin bloqueo, muy pocos toman en cuenta que las relaciones no solo se basan en el cariño, sino todavía en el respeto, trabajo en equipo y la confianza. Si alguno sabe poco acerca de esto, es este anciano de 80 abriles, quien al ver que su esposa no podría peinarse a causa de su ceguera, decidió inscribirse en una escuela de belleza para asimilar a hacerlo y ayudarla a “verse bella”.

El hombre, que prefiere mantenerse ignorado, tiene 80 abriles de permanencia y vive en Alberta, Canadá. Su esposa, con quien ha estado casado por 50 abriles, se quedó sin el sentido de la paisaje, lo que complicó muchas de las tareas de su vida diaria, incluido peinarse y arreglarse. Por ello, al ver la situación, su cónyuge no dudó en asistir a Delmar College of Hair and Esthetics para asimilar cómo atender la estética de su mujer.

Según Carrie Hannah, directora de la institución, el hombre estuvo trabajando con un maniquí y fue apoyado por un compañero estudiante. En sus clases aprendía cómo rizar el pelambrera con la pinza y a proteger la piel de su esposa. De la misma forma, el señor pidió consejos de belleza a sus compañeros y maestros sobre cómo aplicar el rímel a su conyugue. El acto sexual que le tiene a su pareja conmovió demasiado al personal y a los estudiantes de la escuela.

Asimismo pidió consejos sobre cómo aplicar el rímel porque esa tarea igualmente era difícil para ella, ¡así que asimismo le dimos una aleccionamiento de maquillaje! Pasó aproximadamente una hora con nosotros para aceptar lecciones sobre rizadores y aplicación de rímel.

— Carrie Hannah, directora del Delmar College of Hair and Esthetics

El hombre presumía a su esposa con una foto que sacaba de su billetera y les compartía a todos “lo hermosa que siempre ha sido y lo talentosa que era con la astucia de escribir cien palabras por minuto cuando estaba trabajando”. Tanto él como su esposa han visitado la escuela para reconocer al personal por la ayuda. Entreambos están impresionados con los resultados, pues dicen que su madeja se ve excelente.

Cumplirá [cumplió] 80 en mayo, y creo que igualmente es un hombre muy fuerte por ingresar a una escuela de peluquería y pedir lecciones sobre cómo peinar el pelambrera. No creo que muchos hombres hagan eso.

— Carrie Hannah

La historia se compartió en el Facebook de uno de los salones de belleza en los que estuvo aprendiendo y en los comentarios, las personas no dejaron de expresar sus buenos deseos y arrobo.

Si más hombres pudieran galantear tanto a su cónyuge para cultivarse a hacer que se sienta bonita… Esto es tan conmovedor. Como estilista en una comunidad de suspensión nivel, estaría muy agradecida si el pequeño desinteresado viniera a pedirme que les enseñara cómo peinarse si no podía venir al salón. A veces es demasiado difícil para ellos y a veces es poco de precio. esto es simpatía cierto.

—Agraciado en redes sociales