Caso Karina Oliva a la justicia: Fiscal Nacional abre investigación de oficio por fraude de subvenciones en rendiciones de campaña

0
25

Siguen las consecuencias para la candidata a senadora Karina Oliva, luego que Ciper revelara las millonarias boletas de 7 de sus colaboradores en su campaña a la Gobierno Metropolitana, y que ascienden a 137 millones de pesos.

A las críticas de personeros del mundo político, la suspensión de su militancia en el partido Comunes y la retirada del apoyo del candidato presidencial Gabriel Boric, se suma que el Fiscal Doméstico Jorge Abbott ordenó la comprensión de oficio de una investigación penal en su contra por el eventual delito de fraude de subvenciones.

«Teniendo en consideración la compromiso y complejidad de los hechos relatados, la investigación penal que deberá irse, deberá estar a cargo de un Fiscal Regional», dice un comunicado.

El fiscal regional Metropolitano Sur, Héctor Barros será el encargado de sufrir delante las diligencias.

De acuerdo a información de Biobío, la valentía de Abbott se manguita en las recomendaciones de un documentación de la Pelotón Anticorrupción de la Fiscalía Doméstico (UNAC), que luego de analizar los informes revelados por Ciper, se llegó a la conclusión de que se configura el posible delito de fraude de subvenciones, ya que «se habrían rendido gastos electorales mendaces».

Pero la valor del jerarca del Ocupación Manifiesto asimismo tomó en cuenta la denuncia que este jueves presentaron los diputados Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Jorge Alessandri (UDI) y Guillermo Ramírez (UDI) en contra de Oliva.

Vale memorar que luego que se dieran a conocer estos hechos, Oliva tuvo una serie de entrevistas en los medios de comunicación, donde señaló que «no hay ninguna ilegalidad (…) solo una crítica social».

Pero a la hora de explicar los números, surgen dudas en su relato porque señala que tuvo un «periodo de campaña completamente dadivoso, de diciembre a mayo», y las platas del reembolso cubrieron los honorarios de sus asesores en ese período.

Por eso, tras las entrevistas que realizó Oliva al conocerse la denuncia, el presidente del consejo directivo del Servel, Andrés Tagle, fue enfático en desestimar la traducción de Oliva. «Los gastos anteriores a la campaña no son parte del consumición genuino que se debe incluir en la rendición de cuentas», indicó.

Es más, señaló que volverán a revisar los historial de su rendición y Tagle aclaró que “si se nos ha falseado la información, vamos a hacer las denuncias al Servicio Conocido como corresponde respecto con la ley, tanto al administrador, como al candidato».

Sin bloqueo, es importante consignar que la tolerancia de esta investigación es por un delito popular de hecho penal pública. En cambio, el delito electoral requiere de una argumento por parte del Servel.