Los 10 Hackers más buscados y más peligrosos del mundo; uno está al cuidado de Putin

0
72

La civilización hacker surgió en la lapso de los 70 con los Phreakers o piratas telefónicos. A partir de estos, se han suscitado muchos incidentes relacionados con la piratería de productos informáticos.

Algunos de los principales objetivos de estos ataques son obtener parné, seguridad doméstico y hasta tomar venganza de poco o cualquiera. Adicionalmente, la permanencia nunca ha sido un obstáculo para las personas que se dedican a estos actos ilícitos. De hecho, algunos de estos casos fueron hechos por niños de 12 abriles y sus hazañas son objeto de atención de la población en común, por no mencionar los medios de comunicación, ocupando los encabezados de los periódicos de decano circulación. Para muestra de esto, te traemos este conteo de los 10 hackers más sobresalientes.

1. Evgeniy Bogachev

Este hombre es el creador del virus GameOverZeuz, que le servía para robar millones de dólares de cuentas bancarias de todo el mundo. Por esta razón es considerado el ciberdelincuente más buscado del mundo. Su apodo es “suerte 12345” e instaló este virus en computadoras muy específicas para obtener información confidencial de cuentas bancarias.

De esta guisa logró construir toda una red de un millón de computadoras infectadas que utilizó para defraudar a todos los bancos que se le vinieron en mente, encima de perturbar a través de chantaje al obtener golpe a archivos de las víctimas. A pesar de todas sus fechorías, se dice que Bogachev está bajo protección del gobierno ruso, incluso la remuneración de tres millones de dólares que ofrece el FBI resulta poco insuficiente para obtener arrestarlo.

2. Raphael Gray

En el año 2000, este adolescente originario de Gales pirateó bases de datos de clientes que compraban a empresas en Inglaterra, Canadá y Estados Unidos, obteniendo paso directo de guisa ilegal a información confidencial de 23 000 tarjetas de crédito.

Luego publicó información de otras 6500 tarjetas en sus sitios web. Encima, afirmó que asimismo robó los datos de la plástico de Bill Gates, a quien le envió paquetes de viagra y confiando en que la policía es conveniente incompetente publicó todavía un mensaje donde se burlaba de ellos.

Este hacker se ha jactado de sus logros en reiteradas ocasiones. De hecho, logró irritar al exhacker Chris Davis, quien logró emplazar su dirección IP y la pasó al FBI para capturarlo al parte de un mes.

En el causa, su defensa afirmó que Gray se interesó por el hackeo al golpearse la persona en una ocasión, lo que provocó “efectos secundarios”. En 2001 fue sentenciado a una condena muy ligera que constaba de rehabilitación comunitaria y tres abriles de exención condicional.

3. Madonna

Bueno, Madonna no fue la hacker, sino que ella intentó contrarrestar las descargas ilegales de su elepé American Life y su organización principal consistió en inundar todo internet con sus canciones, pero terminaban con un audio xilografía por su propia voz que decía las siguientes palabras: “¿Qué diablos crees que estás haciendo?”.

Esto dio como resultado que un hacker hiciera sus fechorías en 2003 pirateando el sitio web de la cantante y publicando enlaces para descargar todas sus canciones. Encima, grabó un mensaje en respuesta al susodicho que decía: “Esto es lo que estoy haciendo” y se tomó la dispensa de proponerle enlace a Morgan Webb, quien es presentadora del programa The Screen Savers.

4. Peque de tan solo 12 abriles de perduración

Este hacker es beocio de existencia, por lo que no es posible informar su nombre. Él hizo uso de su gran inteligencia y capacidades informáticas para hackear algunos sitios web, incluido el del Instituto de Salubridad Pública de Quebec y el de la Policía de Montreal durante una protesta en la que los estudiantes exigían un aumento de matrícula en 2012. Su intrusión en estos sistemas asciende a 60 000 dólares cero más.

Este acto en donde se derribaron sitios web importantes y públicos aparentó en un principio tener connotaciones políticas, pero su abogado sostuvo que la única motivación del pequeño era el de hacer proporcionadamente su tarea. Sin bloqueo, compartió e intercambió la información que obtuvo por videojuegos con el colección hacktivista Anonymous. Esto le mereció una condena de 18 meses de privilegio condicional.

5. Miembro de Anonymous

En el año 2012, la Iglesia Bautista de Westboro, que es famosa no precisamente por ser una institución caritativa, sino por promover una postura homofóbica, fue hackeada por Anonymous como respuesta a que la misma iglesia retó al especie de hackers, pues habían recibido una carta en la que se amenazaba a la iglesia con ataques en rasgo, pero Anonymous había dejado en claro que todo se trataba de una broma y que no tenían intención alguna de piratear la web de la iglesia.

El desafío llevó a un hacker a piratear el sitio web desfigurándolo totalmente mientras se hacía la trasmisión de un programa de radiodifusión en vivo. En el sitio se mostraba la frase “A pesar de tener la capacidad de piratear sus sitios anteriormente, decidimos no hacerlo”.

Este hackeo provocó que la iglesia retomara la posibilidad de aumentar la seguridad de sus sitios y eliminó por completo los sitios que estaban en desuso para viejo seguridad.

Es irónico porque a pesar de que la Iglesia de Westboro no es muy admisiblemente aceptada en la comunidad por algunos motivos éticos, lo que hizo el miembro de Anonymous no fue admisiblemente recibido por algunas partes del notorio y medios de comunicación.

6. Timothy Lloyd

Él trabajó en Omega como administrador de red durante 11 largos abriles, por lo que conocía a la perfección el sistema y en 1996 fue despedido por no tener buenas relaciones con sus compañeros.

Tan solo tres semanas posteriormente, este hombre pirateó por completo los sistemas de la empresa, escribió una torpedo de código de seis líneas que se activó el 31 de julio de 1996 en el momento en que un empleado inició sesión en el servidor.

Este código eliminó todo el software necesario para el proceso de fabricación, por lo que toda obra se vio paralizada en Bridgetpoint, Nueva Elástica. Adentro de la clientela de esta compañía estaba la Acuarela de los Estados Unidos y la NASA, este incidente implicó una pérdida de 10 millones de dólares en ingresos y otros dos más en reparaciones. A parte de esto, la violación provocó el despido de 80 trabajadores. El hombre detrás de esto recibió una sentencia en una prisión agrupar por 41 meses.

7. David Smith

En marzo de 1999 creó el virus informático Melissa, que era de reproducción extremadamente rápida y se enviaba a través de correos electrónicos con un archivo adjunto con extensión .doc que enumeraba todo un catálogo de inicios de sesión de sitios de pornografía de todo tipo, acompañado de correos electrónicos maliciosos.

Este virus se replicaba y propagaba el correo electrónico a los primeros 50 contactos de quien lo recibe, comprometiendo las características de seguridad de MS Word y Outlook. Adicionalmente, se interrumpió por completo el medio más popular de comunicación entre empresas, el correo electrónico.

Luego de esto fue arrestado al ser localizado por un conjunto de trabajo de delitos que persiguen las pistas de maleantes cibernéticos y que reciben ayuda del FBI. El 21 de mayo de 2002 recibió una multa por 5000 dólares y una sentencia en prisión federal durante 20 meses.

8. Albert González

Este hombre comenzó su carrera como pirata informático cuando contaba solamente con 14 abriles de permanencia y su primer jugarreta fue hackear la NASA. Encima, perpetuó un fraude cuando vendió un vecino de 1,5 millones de números de tarjetas robadas en SadowCrew.com. En este sitio asimismo se lanzaron subastas de datos de identidad que adquirió mediante robo cibernético, tales como actas de arranque, números de seguridad social, pasaportes, aunque recibió acusaciones de ser autor intelectual de tráfico, no recibió castigo alguno por eso.

Adicionalmente, fue líder del peña que en 2005 hackeo las empresas de TJX y en 2007, el Sistema de Cuota de Heartland, con lo que obtuvo acercamiento ilegal a números de tarjetas de unos 170 millones de cajeros automáticos, así como números de tarjetas de crédito.

Cuando al fin fue arrestado, lo condenaron a 20 abriles de prisión. Él en algún momento afirmó que llegó a trabajar con el Servicio Secreto de los Estados Unidos para despabilarse ciberdelincuentes internacionales.

9. Hamza Bendelladj, el “hacker sonriente”

Estuvo en la relación de los 10 hackers más buscados por el FBI, ya que es el responsable del desvío de miles de millones de dólares a través de la red botnet SpyEYE y al estilo de Robin Hood, afirmó que donó gran parte del plata robado a organizaciones de caridad.

Él desarrolló botnet SpyEYE auxiliado por el hacker ruso Aleksandr Andreivich y usó el virus para ingresar sin problemas a sistemas de instituciones financieras, robando así pines de identificación y contraseñas de cuentas.

Con la información que adquirió, robó el peculio de unas 200 instituciones financieras de Europa y Estados Unidos, igualmente hackeó la web oficial del gobierno israelí, pero fue arrestado por las autoridades policiacas tailandesas el 8 de enero de 2013 en Bangkok posteriormente de tres abriles de ser perseguido por el FBI.

Al momento de su detención, solo sonreía y aunque hubo varios informes que indicaban que sí hubo donaciones de grandes cantidades de caudal a la caridad por parte de este hacker, nunca se comprobó. Fue enviado a la calabozo, recibiendo una condena de 15 abriles y tres de atrevimiento condicional.

10. Cameron Lacroix

A la años de 17 abriles, por allá del 2005, este pequeño interrumpió el celular de Paris Hilton y publicó en varios sitios de internet todos los números de contacto y fotografías muy comprometedoras. Encima, se infiltró a los sistemas de LexisNexis y expuso datos de unos 300 000 clientes, provocando daños de hasta un millón de dólares en cada uno de ellos. Todavía hackeó los servidores de Bristol Community College para cambiar no solamente sus propias calificaciones, sino asimismo las de todos sus amigos.

En 2005 fue condenado a 11 meses en un centro de detención para menores y tras su libertad, se le ordenó no poseer absolutamente ningún dispositivo relacionado con la informática para así impedirle el llegada a internet. Sin secuestro, en 2018 lo volvió a hacer, hackeando el sistema informático de la empresa en la que trabajaba. Lo que hizo fue transferir grandes sumas de parné a su plástico de crédito haciendo uso de nombres de empleados y contraseñas, esto le costó la revocación total de su libramiento, condenándolo a prisión por 15 meses.

Estos son casos muy particulares en los que instituciones y hasta proporciones importantes de países enteros se han gastado afectadas, por no mencionar a las víctimas de sus ataques. Hay que mantenerse atentos a cualquier situación sospechosa, pues hoy en día la tecnología es muy accesible y las mentes maquiavélicas abundan.