Los buenos somos más y este indigente nos lo demuestra de la manera más clara

0
22

Muchos pensaran que las personas que se encuentran en situación de calle son las más deshonestas, que tal vez llegaron a ese punto en sus vidas por malas acciones en el pasado.

Pero este hombre le demuestra al mundo que no importa la situación económica o emocional que estés pasando en la vida mientras tengas un corazón ilustre y satisfecho de bondad.

Elmer le cambio la vida a Roberta y ella cambió la de él.

Roberta trabaja como vendedora de inmuebles en Connecticut y sin darse cuenta mientras caminaba por las calles camino a su oficina dejo caer un cheque de $10mil.

“Cuando llegue a mi oficina no podía dejar de llorar, busque en todas partes y sencillamente no lo encontraba. Mi vida se venía abajo en cuestión de segundos”.

Pero Jehová obra de maneras mágicas, ese cheque millonario calló en las manos correctas, ya que Elmer, un sin techo, lo vio y en vez de pensar en quedárselo y darle un rotación a su vida observo el nombre de la persona a quien pertenecía y no refrigerio hasta dar con su propietaria.

Al momento de encontrar a Roberta, Elmer simplemente le entrego su cheque y se disponía a irse.

“Yo no lo hice para obtener algo a cambio”.

A pesar de que Elmer hizo esta actividad desinteresadamente Roberta decidió entregarle una gran suma de mosca, ya que se dio cuenta que Elmer vivía en una situación precaria.

“Cuando le entregue el dinero el no lo quería aceptar, estaba realmente sorprendida. Pero sabía que esto se quedaba corto para lo que Elmer hizo por mí”.

Así que luego de entregarle el capital a Roberta se le ocurrió darle un trabajo fijo a Elmer en la inmobiliaria y así mejorar un poco su situación económica.

Pero Roberta quería conseguir más allí, sabía que Elmer se merecía mucho más y por eso tras unos días trabajando con el y darse cuenta de que era un gran ser humano tomó la magnífica valor de regalarle nulo más y cero menos que una casa.

Sí, señores, la vida de Elmer cambió por completo desde el preciso instante en que se topo con ese cheque y su corazón lo guió por el camino correcto.

Ahora tiene un trabajo estable y lo mejor de todo es que tiene una casa propia, la cual puede abastecer sin ningún problema.

Acciones como esta se deben hacer virales, definitivamente los buenos somos más y con pequeñas gestos como estos es la única guisa en que nuestro mundo cambie y mejore verdaderamente.

No olvides compartir esta publicación y déjanos tu comentario sobre la increíble entusiasmo de este indigente y el visaje de agradecimiento que Roberta decidió tener con él.

La entrada Los buenos somos más y este indigente nos lo demuestra de la forma más clara se publicó primero en Porque no se me ocurrio.