Ministro Rodrigo Delgado y críticas a reconducción migratoria en el norte: «No podemos prometer un flujo cero»

Bajo el contexto del nuevo decreto de ley que permite la reconducción de personas extranjeras que entren de forma irregular, en el norte del país, el ministro del Interior y Seguridad Pública, Rodrigo Delgado, respaldó la iniciativa e indicó que “por supuesto que el periodo de inicio puede tener todavía algunas situaciones que tenemos que mejorar con los países vecinos”. Esto, adecuado a que las autoridades locales de las comunas fronterizas, han señalado que de igual forma los ciudadanos migrantes reconducidos desde Pimiento, con el paso de las horas, retornan al país o quedan varados en el contorno con Bolivia y/o Perú.

En conversación con CNN Pimiento, el cabecilla de junta aseguró que la reconducción se complementa con otras medidas igualmente, «por sí sola no es la única decisión a un problema de cerca de siete millones de venezolanos que salen arrancando de una dictadura y que han cruzado cuatro o cinco fronteras previas”.

“Este no es solo un problema de Chile o la frontera con Bolivia. Esto ocurre en todos los países que vienen caminando, ocurre en Estados Unidos con México, ocurre en Europa, ocurre en tantos lugares y ningún país, muchas veces, por más recursos que tengan, por potencia militar que tengan, lo ha logrado resolver porque, entre otras cosas, los países están preparados en sus fronteras para recibir un ataque de un Ejército enemigo, pero no dispararle a una familia que va cruzado con niños. Eso es otra lógica”, agregó.

En esa tendencia, Delgado manifestó que la crisis migratoria se debe contraponer de forma integral. “Hay que enfrentarla con un trabajo regional, con los países vecinos, pero también fortalecer las herramientas. Por eso era tan importante tener la reconducción que no teníamos hasta el viernes pasado”, afirmó.

“Hoy día si alguien cruza la frontera, la herramienta que tienen las policías es entregar o reconducir a esas personas al otro lado de la frontera y eso ya se inició en Ollagüe, Colchane y en Chacalluta”, añadió, aclarando que esos individuos “en la experiencia son ciudadanos que no han ingresado formalmente a Pimiento».

Por postrer, Delgado señaló que, como autoridades, delante la migración irregular “no podemos prometer un flujo cero, porque eso ni siquiera las potencias mundiales lo han podido lograr porque es muy difícil”.

“Hay que recordar que un venezolano que está entrando por Colchane a Chile ha pasado por cuatro o cinco fronteras previas, entonces, esto es un problema regional además con un origen muy claro en una dictadura cruenta como la dictadura venezolana”, sostuvo.

Latest articles

345.4k Followers
Follow

Related articles