No tiene Internet en casa y se sube a un árbol para poder continuar con sus clases virtuales

0
190

Pretextos para no hacer las cosas puede favor miles, pero quien verdaderamente tiene el compromiso de hacerlas encuentra la forma a pesar de las dificultades.

En El Salvador, como en buena parte del mundo, las clases en modo presencial se suspendieron, por lo que millones de alumnos siguen adquiriendo conocimientos a través de plataformas virtuales, pero no todos tienen facilidades para lograr.

Alexander Contreras se ha convertido en un ejemplo de tenacidad, ya que para poder continuar con sus estudios universitarios en El Salvador tiene que salir de su casa y subirse a un árbol para tener poco de señal en su teléfono.

El sueño de este novato es convertirse en periodista, por lo que estudia la estudios en Comunicaciones y, como puedes ver, no le ha sido cero realizable.

Su propio padre le tomó fotos en el árbol con sus libros y tomando apuntes de lo que va viendo en sus clases virtuales, y de inmediato se hizo vírico por su enorme esfuerzo.

Así es como me toca acoger mis clases en andana. Es el único ocasión donde puedo encontrar un poco de señal. Gracias a Jehová mis compañeros y catedráticos comprenden mi situación, y cuando no puedo conectarme ellos me informan de todo lo que vieron en clases.

—Alexander Contreras, estudiante salvadoreño de Comunicación

El padre del muchacho manifestó que desearía tener mejores condiciones económicas para que su hijo pudiera estudiar, pero tan pronto como le alcanzó para comprarle el teléfono, pues siquiera tiene computadora y no pueden abonar por el servicio de internet en su casa.

Nunca imaginé que un árbol que sembramos hace seis abriles me diera la oportunidad de seguir estudiando (…) Invito a los jóvenes a que aprovechen el estudio y más aquellos que tienen los medios. Cada sacrificio vale la pena para alcanzar nuestros sueños.

—Alexander Contreras

Y ya empieza a rendir frutos su esfuerzo y posición, porque fue contactado de parte del gobierno salvadoreño y al parecer le brindarán el servicio de internet.

No cerca de duda: Cuando se quiere, se puede.