Rubilar responde a Mañalich y a sus críticas por la suspensión de clases: “No fue un error. Nosotros tomamos una buena decisión”

0
144

Los dichos emitidos este martes por el ministro de Vigor, Jaime Mañalich, quien aseguró que fue un “grave error” cerrar los colegios en medio de la pandemia del Covid-19, sigue encontrando respuestas adentro del Gobierno. Primero fue el mismo titular de Educación, Raúl Figueroa y ahora se sumaron la vocera Karla Rubilar y el de Interior, Gonzalo Blumel.

Rubilar afirmó, en entrevista con Meganoticias, que la suspensión de clases presenciales “no fue un error. Nosotros tomamos una buena decisión con los argumentos que habían en ese momento, con la evidencia científica, con lo que decía la comunidad”.

En la entrevista contó que un día antaño de decretar la suspensión de clases, se reunieron con el Presidente Sebastián Piñera: “Lo que nos pasaba era que como Gobierno queríamos unos pocos días más para generar el proceso de vacunación de los niños estando en clases, para generar la capacitación de la teleeducación, de los profesores y de los alumnos, y coordinar toda la logística de la alimentación”.

“Por eso nosotros no queríamos en ese minuto suspender directamente. Los alcaldes creían que era necesario suspender en ese momento y el Presidente determinó coordinarnos con los alcaldes para dar una señal clara y categórica de cuál era la acción sanitaria que se iba a realizar”, sostuvo.

En ese sentido, señaló que esta valentía el Presidente “la ha refrendado en la cadena nacional del día domingo, donde dijo que el 27 de abril no se van a retornar a las clases, sino que las suspendemos y vamos a generar un proceso gradual de retorno una vez pasado el peak, a partir de mayo”.

Uno de los argumentos que esgrimió Mañalich para encasillar como un “grave error” la suspensión de clases, fue que los menores quedaron desprotegidos al no poder vacunarse contra la influenza. Sobre eso, Rubilar explicó que “si los niños hubiesen estado en clases probablemente habríamos partido con un grupo prioritario de los niños, para después si se suspendían poder tenerlos vacunados”, pero “como se suspendieron las clases, redestinamos las vacunas a los adultos mayores, al personal de salud y a otros, y les dijimos, eso es real, a los alcaldes que la remesa iba a llegar a mediados de abril para terminar la vacunación de los niños, y que teníamos hasta fines de abril y mediados de mayo para terminar esa vacunación”.

La suspensión fue un hecho “público y conocido”

En tanto, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel incluso respondió a la crítica de Mañalich, asegurando que la suspensión de clases fue un hecho “público y conocido”.

“Hubo una controversia entre los alcaldes y el Gobierno con respecto al tema de las clases, básicamente porque la intención del Ejecutivo era poder consolidar el proceso de vacunación en la población escolar y organizar de mejor forma el traslado del programa de alimentación a los hogares de los estudiantes”, detalló el secretario de Estado en conferencia de prensa.

“En ese momento se planteó que se tenían que suspender las clases, pero se requerían algunos días adicionales para completar el proceso de vacunación”, agregó.

Tras eso, “concordamos con los alcaldes una decisión que contribuyó a avanzar en la senda correcta en materia sanitaria”.

“Lo importante ahora es ver cómo avanzamos en el proceso educacional”, puntualizó.

Finalmente, expresó su obligación con el ministro Mañalich, asegurando que ha realizado un trabajo “muy importante, con mucho liderazgo y compromiso”.