10 Hechos perturbadores que se han registrado a lo largo de la historia; Estados Unidos tiene perdidas 6 armas nucleares

0
26

El mundo está atiborrado de sucesos extraños que pueden ser agradables o graciosos, pero todavía perturbadores e incluso difíciles de imaginar. Sin confiscación, eso no quiere asegurar que no existan.

A continuación te presentamos 10 datos que demuestran claramente lo increíble que puede ser el mundo en el que vivimos, aunque asimismo nos recuerdan que estamos expuestos a peligros y situaciones que parecen sacadas de una película.

1. Los Estados Unidos han perdido seis armas nucleares

De 1950 a 1980 hubo al menos 32 incidentes con armas nucleares que fueron reportados, entre lanzamientos fallidos, explosiones, robos e incluso algunas que se perdieron por diversas circunstancias. La primera se perdió en 1950 al ser arrojada al Pacífico desde un avión de la fuerza dominio, ya que la tripulación temía chocar al montar a la cojín en Texas a donde se dirigían. Otra más, en 1956, en un alucinación de Florida a Marruecos, aunque no hay más detalles. Una más desapareció en 1958, cerca del río Savannah.

La cuarta quedó en un campo cerca de Goldsboro, Carolina del Finalidad, ya que el avión que la transportaba presentó fallas y, de hecho, se estrelló kilómetros más delante. En 1965, una armamento termonuclear de un megatón terminó en las profundidades del océano Pacífico. La última que se reportó extraviada terminó bajo las aguas, cerca de las Islas Azores, contiguo a 99 personas de la tripulación del submarino de ataque USS Scorpion.

2. El actor roñoso que fue alabado por los nazis

Frente a la venida de los nazis a Austria, el actor semita Lionel Royce tuvo que huir, pero de ningún modo dejó antes su sueño de convertirse en una hado. Se refugió un tiempo en los Alpes, donde dejó crecer su barba, luego tiñó esta y su rizo con peróxido de hidrógeno. A posteriori regresó a su ciudad oriundo bajo el nombre de Leo Reuss y dijo que era un actor que había llegado del campo. Pero eso no es todo, pues su talento sorprendió a todos, incluso a los nazis, quienes lo alabaron y lo pusieron como ejemplo de superioridad por su “sangre aria”.

3. El peligroso envenenamiento por cadmio

El cadmio es un metal pesado que puede ser muy peligroso al ser aspirado en grandes cantidades, lo que sucede comúnmente en la industria minera. Encima, puede ser consumido en alimentos contaminados. Los problemas que causa van desde repulsión, diarrea, hasta daño hepático, debilita los huesos causando fracturas y malformaciones y en varios casos conduce a la homicidio.

4. Los ricos se hacían dentaduras postizas con piezas de soldados muertos

Durante el siglo XVIII, en Francia se incrementó el consumo de azúcar. Encima, el cuidado lingual no era parte de la civilización de las personas y la odontología estaba en ciernes. Al ver que los dientes se les pudrían adecuado a estas circunstancias, los aristócratas decidieron quitárselos y pidieron a los expertos que les colocaran una dentadura postiza, pero estas se hacían con dientes reales, sobre todo de soldados muertos en las diversas batallas y guerras, como en Waterloo, donde morían por miles.

5. La discernimiento mental como preludio de la asesinato

No son pocos los casos en los que algunos pacientes terminales presentan una mejoría que parece milagrosa, pero esta solo se presenta durante unos minutos calibrado antaño de fallecer e, incluso, esta discernimiento mental se presenta en pacientes con demencia. El biólogo germánico Michael Nahm estudió este aberración y lo llamó sagacidad terminal, en la que quienes están en torno a perciben una mejoría, pero en efectividad el cuerpo se está “despidiendo”.

6. El Valle Arcoíris en el monte Everest

Existe una zona en el monte Everest emplazamiento Valle Arcoíris y aunque el nombre parece muy oportuno, efectivamente es poco espeluznante. Este ocupación recibe ese nombre adecuado al colorido de la ropa de todos los alpinistas que han muerto en el lado y no han podido ser rescatados. Adicionalmente, hay otras prendas, tanques de oxígeno y demás piezas del equipo de quienes fallecieron en este oportunidad, considerado “el lado oscuro del Everest”.

7. La terrible batalla de Verdún

Es difícil concebir los horrores de una pleito cuando no la hemos vivido, pero imagínate lo que es estar en una ámbito de 30 km cuadrados y que se disparen más de un millón de proyectiles de artillería en unas horas. Si no te alcanzaba una bala, por lo menos enloquecías del sonido ruidoso de los disparos. Esto sucedió durante la batalla de Verdún en la Primera Supresión Mundial, donde se estima que murieron 400 000 franceses y 350 000 alemanes. Terrible.

8. Los libros de Freud y el avance de la civilización

Los nazis ordenaron molestar todos los libros del psicoanalista Sigmund Freud, por considerarlos perniciosos, pero cuando le preguntaron al propio Freud, quien obviamente ya se encontraba a exceptuado, consideró esto como un progreso en la civilización: “En la Edad Media me habrían quemado a mí. Ahora están contentos con quemar mis libros”. Vaya, menos mal, doctor Freud.

9. El escorbuto y la desintegración del cuerpo

Esta enfermedad puede desintegrar el cuerpo de quien la padece. Comienza con pequeños puntos de parentesco, que se van convirtiendo en ampollas, luego en grandes úlceras. Adicionalmente, las encías se ponen negras, se caen los dientes, los huesos donde tuviste alguna fractura vuelven a romperse y las viejas cicatrices se abren de nuevo, pues con la enfermedad, el cuerpo deja de producir colágeno, que es lo que mantiene unida a la piel.

10. Mejor homicidio que suicidio

Sabemos que Angelina Jolie es poco excéntrica y cuando era mancebo decidió contratar a un homicida para que la matara, pues pensaba que para su comunidad sería más realizable de sobrellevar un homicidio que su suicidio. Sin requisa, la persona que había contratado habló con ella y la convenció que de que buscara ayuda para tratar su depresión durante un mes y ya si no funcionaba, entonces cerrarían el trato. Felizmente, la terapia funcionó.