Abuelo usa su pensión para dar alimento a personas sin hogar y perritos callejeros

0
46

Seu Sikeira es un serio héroe y no exagerados cuando decimos que ha rescatado varias vidas, ya que usa el metálico que le llega cada mes de su pensión para comprar y regalar comida a las personas que viven en la calle. Encima, alimenta a los perritos callejeros que encuentra a su paso.

Este hombre vive en Praia Ínclito, Brasil y al darse cuenta de que la pandemia trajo todavía peores condiciones de vida a quienes ya la estaban pasando mal, decidió utilizar el mosca que le llega cada mes para llevarles lactosa con chocolate, pan, té y agua, pues manifestó que desde que llegó el coronavirus a su país, aumentó considerablemente el número de multitud que vive en las calles.

Comencé este trabajo con personas sin hogar, sirviendo nata con chocolate, pan, margarina, galletas, té, agua helada. Luego vi la situación de los animales incluso, esos cachorros sin agua para ingerir, hambrientos. Decidí darles comida y agua como asimismo remedios.

-Seu Sikeira

Desde el 21 de marzo de 2020, se levanta temprano todos los días y en una bici recorre las calles para llevarles el desayuno a las personas. Su esposa Iona le ayuda en la preparación y él se va a entregarlos, pero como todavía se encontró muchos perritos en malas condiciones, les deja un poco de alimento, con lo que ha conseguido grandes cambios.

Oportuno a esta excelso energía, ha acabado exceptuar la vida de multitud desesperada y animalitos sin cero qué tomar. Adicionalmente, algunos han manifestado su intención de cambiar de vida, pues estaban a punto de iniciar a robar para tener comida y otros aseguran que con este ejemplo van a dejar tanto el vino como las drogas y tratar de conseguir un empleo.

A través de redes sociales, se ha vuelto popular, por lo que más gentío se ha unido a su iniciativa, aportando fortuna para que continúe, ya que adicionalmente de entregar desayunos, ahora quiere padecer comida caliente para estas personas, pues su objetivo principal es conquistar que la sociedad los vea de forma diferente y no los trate con desprecio. Un auténtico héroe.