Cluvens IW-SK: la silla gamer con forma de escorpión que soporta hasta tres monitores

0
68

Ahora que más personas pasan tanto tiempo en casa es momento de apañarse la anciano comodidad y estilo posible, poco en lo que los gamers nos llevan congruo delantera porque desde siempre le han invertido una gran parte de su tiempo a estar encerrados en sus hogares, donde pasan horas y horas sentados jugando, por lo que igualmente requieren de muebles cómodos para disfrutar al mayor, y ahora les presentamos poco de lo mejor que hemos trillado: la Cluvens IW-SK, una arnés para apasionados del serie.

Esta arnés está especialmente diseñada para que disfrutes tus videojuegos favoritos, y bueno, si sigues trabajando en casa incluso te hará mucho más cómoda tu actividad, y es que no es una arnés popular, sino que la puedes acomodar en diversas posiciones y su “cola de escorpión” hace que las pantallas asimismo las puedas mover a tu antojo de forma mecanizada; con solo angustiar unos cuantos recadero puedes mover toda la estructura sin peligro. En el espacio para la pantalla puedes colocar una enorme, dos o hasta tres más pequeñas, como se ve en la foto.

Su diseño te hará alardear como un canalla de película de James Bond mientras planeas zanjar con el mundo, aunque en tu caso solo planeas una tarde-noche de solaz intenso, así que no hay problema. Por si fuera poco, el mecanismo tiene un sistema de peligro cero con el que sentirás prácticamente que estás flotando, y tiene la superioridad de que es toda una época de trabajo que te ahorrará espacio, ya que puedes tener todo lo que necesitas para trabajar siempre a la mano.

Por si fuera poco, adicionalmente de regular la posición puedes cobrar un buen friega e incluso tiene sistema de calefacción, así que no necesitarás nulo más cuando estés jugando o trabajando en ella. El precio de este “escorpión” es de 3,299 dólares, que no es carencia moderado, pero si piensas en el servicio que te brindará, encima de lo admisiblemente que te vas a ver en él, entonces sabrás que vale cada centavo. No esperes más y consigue el tuyo, y ahora sí ya nadie te podrá consolar de ahí.