Diputados RN ingresan reforma para regular presentación de proyectos inadmisibles en el Congreso

0
74

Un orden de nueve diputados de Renovación Doméstico ingresó este miércoles una reforma constitucional para regular la presentación de textos inadmisibles en el Congreso, acoplado en medio de las gestiones del Ejecutor para impulsar un plan de ley con similar objetivo.

El diputado Gonzalo Fuenzalida lidera la presentación de la reforma. Adicionalmente, según reporta el diario El Mercurio, cuenta con las firmas del presidente de RN, Mario Desbordes, y los diputados Paulina Núñez, Marcela Sabat, Francisco Eguiguren, Jorge Durán, Hugo Rey, Frank Sauerbaum y Aracely Leuquén.

En el documento se plantea que las divergencias entre parlamentarios y la Secretaría de la Corporación respecto de la inadmisibilidad de un esquema de ley puedan ser resueltas por el Tribunal Constitucional de forma expedita.

De acuerdo a parte del texto del esquema, “se busca establecer un procedimiento ágil y de carácter estrictamente técnico, por el cual se resuelvan las divergencias que se puedan suscitar con ocasión de la declaración de inadmisibilidad de una moción parlamentaria”.

“El Tribunal podrá conocer de la materia a requerimiento de la totalidad de los diputados o senadores en ejercicio que hubieren suscrito la moción cuya inadmisibilidad fuere acordada por la sala de la cámara de origen, dentro del quinto día de adoptado dicho acuerdo”, agregan.

En caso de que la cámara de origen rechace la inadmisibilidad declarada por el presidente de la corporación que corresponda, “la mesa de la respectiva corporación deberá someter el asunto al conocimiento del Tribunal, dentro del quinto día de adoptado dicho acuerdo”. El TC tendrá 5 días para resolverlo, los que son prorrogables por otros 5 días por motivos graves y calificados.

Al respecto, el diputado Fuenzalida explicó al citado medio que con esto se pesquisa “trasladar la decisión que toma la Secretaría de la Cámara, que es una decisión técnico-jurídica y apolítica, al TC para que dirima. El que tiene que zanjar es un tribunal con criterio jurídico y no una sala con criterio político”.