Dos pandillas de monos rivales se enfrentaron en una pelea en Tailandia por la escasez de alimento

0
112

En materia de peleas de monos solo podemos remitirnos a las películas de El planeta de los simios, Odisea en el espacio: 2001 y los altercados durante los partidos de futbol. Sin duda, una buena pelea de monos siempre será graciosa, es más, todo lo que tenga que ver con estos es jocoso a posteriori de ver Los Simpson. Pero en la vida existente, donde el hábitat natural de muchos animales fue invadido por las grandes ciudades, los changos pelean por el dominio, las hembras y, sobre todo, por el alimento que los turistas les puedan proporcionar, como recién sucedió en las calles de Lopburi, Tailandia.

El pasado 25 de julio en Lopburi, provincia central de Tailandia, se enfrentaron dos bandas de monos en plena calle frente a los luceros asombrados de los automovilistas y ciclistas. El hecho fue imagen en video, pues es sorprendente la cantidad de simios que se disputaron el poco alimento que les fue ofrecido en esa zona de la ciudad. Conveniente a la magnitud de la pelea, los transeúntes tuvieron que refugiarse y quienes iban en carro, alejarse.

Posteriormente del momento de incongruencia y sano divertimento que esta notificación pueda causar, encontramos que detrás de estas riñas entre monos se encuentra un motivo poco más serio que el solo temperamento inquieto de estos animales. Pues se ha informado que peleaban por poco de alimento, ya que durante esta pandemia, asimismo ellos se han manido en aprietos.

La pelea tuvo oportunidad en un punto decisivo del turismo de la ciudad, en Prang Sam Yot, frente al Santuario Phra Kan, en Lopburi, sitio en el que los turistas acostumbraban atizar a los monos. Oportuno a la nueva ola de covid-19, las calles se quedaron vacías y las visitas a la ciudad son pocas. Por esta razón, los monos se encuentran desesperados y la lucha por un poco de comida puede volverse muy espacioso.

En el video puede observarse cómo los monos atraviesan la calle y detienen el tráfico. Los dos grupos se encaran a media avenida y empiezan las persecuciones entre ellos. Sin confiscación, todo termina cuando uno de los grupos consigue rodear al otro y el líder de los vencidos ordena la retirada.

A pesar de que las peleas de monos son comunes en la ciudad, los habitantes que presenciaron el suceso declararon no poseer trillado nunca una batalla tan extenso. El video ha provocado un debate sobre los cuidados que los animales deben tener durante la pandemia y sobre no dejarlos abandonados. Adicionalmente, aparecieron críticas a las prácticas del turismo que los han acostumbrado a aceptar dádivas y que ahora causan estragos y comportamientos violentos en los monos.

A posteriori de todo, las ciudades, con el simple hecho de haberse inmiscuido en territorios salvajes, ya han variado el orden natural y el comportamiento de los animales silvestres. Ahora debería ser responsabilidad de los gobiernos y los ciudadanos cuidar de ellos, pues lo monos no solo pelean, sino que roban alimento y revuelven la basura en sondeo de un dentellada.