Empresario abandona zoológico por pandemia y los animales están solos muriendo de hambre

0
144

La pandemia llegó golpeando duro a empresas, negocios y trabajadores en distintos ámbitos, razón por la cual muchos de estos lugares han tenido que cerrar sus puertas, despedir a sus empleados y dejarse llevar edificios enteros con el fin de no propagar el virus, esto delante la negativa de muchos empresarios, pero se debe hacer.

Uno de estos negocios fue un agradecido zoológico de Tailandia, el cual se vio fuertemente afectado al dejar de aceptar visitas. El dueño del espacio tuvo que declararse en bancarrota, abandonó el circuito y dejó en él a decenas de animales a su suerte.

Algunas especies fueron vendidas, trasladadas a otras reservas naturales, pero gran parte de los animales se quedaron ahí, solos, sin alimento, sin agua y sin nadie que cuide de ellos.

Por fortuna no todo está perdido, ya que un muchacha australiano de nombre Minh Nguyen contactó a un colección de amigos y visitaron el zoológico descuidado para tener pruebas y demostrar las precarias condiciones en que se encuentran estos animales, entre osos, tigres, leones y cocodrilos.

Este video le sirvió para propalar una campaña en la conocida plataforma GoFundMe, donde pide a la familia cooperar para alimentarlos y sacarlos de ahí si es posible.

Su meta en un principio era percibir 20 mil dólares, pero en tan solo un par de días logró duplicar esa número, lo que significa que estas especies abandonadas tienen más esperanzas de sobrevivir.

Muchas personas en redes sociales propusieron dejar libres a estos animales y que regresen a su hábitat natural, pero al ser especies en cautiverio son incapaces de cazar por su cuenta y conseguir su propia comida, por lo que necesitan atención especializada y facilidad constante.

La cuenta para donaciones sigue abierta y cada día se suman más y más dólares para apuntalar la supervivencia del zoológico. En un segundo video publicado en su página de YouTube, los promotores de esta iniciativa explican el uso que darán al efectivo recaudado, con la esperanza de que más parentela se sume y logren defender al zoológica hasta que la pandemia pase.