En operática jornada, Naranjo y Jackson mantienen en pie acusación constitucional contra Piñera

0
28

El lunes 8 de noviembre de 2021 es una excursión que quedará marcada en la historia del Congreso Doméstico. Una etapa que tuvo como protagonista principal al diputado Jaime Naranjo (PS), quien se mandó una intervención de 15 horas en la Sala de la Cámara de Diputados para defender la denuncia constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera, generando un cúmulo de reacciones, memes y hasta la creación de una cuenta de Twitter (@naranjotermino).

«No he comido cero. Esto es un ayuno que he hecho por la imparcialidad de nuestro país», dijo durante un suspensión de 20 minutos de su extensa intervención en la Cámara Disminución.

Naranjo pretendía interpretar las 1.300 páginas del panfleto acusatorio, una logística con la que buscaba extender la sesión hasta las 00:00 del martes, con el objetivo de que el diputado Giorgio Jackson -en cuarentena preventiva por ser contacto rígido de Gabriel Boric- cumpliera su tiempo de confinamiento para así resistir hasta el Congreso en la aurora, y elegir la inculpación constitucional contra el Mandatario, logrando así los 78 votos necesarios para su aprobación.

Con mascarilla y bebiendo agua, el parlamentario PS estuvo flanqueado por las diputadas Carmen Hertz (PC), Marisela Santibáñez, Maya Fernández (PS) y Camila Vallejo (PC). Otro hecho excéntrico que ocurrió en la sesión fue cuando el diputado y doctor Juan Luis Castro (PS) chequeó su estado de salubridad cuando llevaba más de cinco horas de intervención.

«Lleva cinco horas y media hablando, ha ingerido algunos cereales, agua (…) le tomé los signos vitales, tiene 70 de frecuencia cardíaca, regular, y 14/8 de presión arterial, está adentro del rango regular, una persona sana, y por lo tanto está aceptablemente (…) voy a seguir atento, porque me pidió que estuviéramos cerca», dijo Castro.

Y tras 15 horas de exposición, el diputado Jackson llegó hasta el Congreso en Valparaíso pasada la 01:00 de la aurora, cumpliendo así con el objetivo propuesto de reunir los votos necesarios para aprobar la delación constitucional.

Con esto, la examen logró dar una señal de pelotón a dos semanas de la primera reverso de la disyuntiva presidencial. El mal cálculo del oficialismo al no irse al cambio de momento de la imputación y no permitir la votación telemática hizo que todos los luceros estuvieran puestos en las más de 14 horas de intervención del diputado Naranjo, quien fue primera tendencia en Twitter por varias horas, y a quien se le vio rodeado por varios parlamentarios opositores.

Finalizada su intervención en el Congreso, Naranjo tuiteó: «A posteriori de esta larga exposición que he realizado para asegurar que tengamos los votos para aprobar la incriminación constitucional, quiero que quede de certificación que este Parlamento es capaz de poner fin a los abusos».

Pero lo cierto es que la incertidumbre se mantiene, toda vez que en una chiquillada inesperada, el abogado del Presidente Piñera, Jorge Gálvez comenzó la defensa del Mandatario delante la cargo constitucional. Se cree que su intervención podría explayarse hasta las 10:00 AM.

«Con lo que hemos vivido hoy y la forma en la cual fue preparada la inculpación, improvisada para bienes de situar su discusión a pocos días de una alternativa, cómo no entender que la política es una actividad que tiene mala auge», dijo.

El rol de Jackson

Si aceptablemente el protagonista principal de la película fue Jaime Naranjo, el diputado Giorgio Jackson (RD), quien desde el principio fue la cojín de la logística de Naranjo por ser el voto 78, número mágico para aprobar la inculpación. Mediante un video en redes sociales, el mismo Jackson ratificó que estaría en la Sala. «Hoy cumplo mi final día de cuarentena, por lo que estoy totalmente adecuado a cumplir mi labranza parlamentaria cuando esta cuarentena finalice», anunció el lunes.

Horas antiguamente, el parlamentario justificó el panfleto y señaló que «esta recriminación constitucional se trata de terminar con la impunidad de un Presidente que ha puesto, una y otra vez, los intereses personales y económicos por sobre los del país y del medioambiente. Se trata de terminar con la impunidad de un Presidente imputado hoy por la probidad frente a eventuales delitos de cohecho y de negociación incompatible».

La polémica llega del diputado Sabag

La venida al Congreso de Jorge Sabag no estuvo exenta de polémicas. El diputado DC ingresó a las dependencias de la Cámara con el resultado irresoluto de un test PCR, ya que el propio parlamentario manifestó poseer tenido síntomas que podrían estar asociados al covid-19.

La situación generó molestia en el oficialismo. El diputado Luciano Cruz-Coke dijo que «lo que nos gustaría enterarse es si la autoridad sanitaria ha tenido contacto con el diputado Sabag, enterarse cuál es el estado de ese PCR que él se habría hecho».

«Me parece que es una irresponsabilidad enorme exponer a las personas que trabajan en este edificio a un eventual contagio (de covid-19)», agregó el parlamentario.

«Hago un llamado a la mesa del Congreso para que se tomen todas las medidas necesarias para que el diputado Sabag, ojalá, pueda primero certificar que está en perfectas condiciones de lozanía antiguamente de entrar a emitir o a sumarse al hemiciclo», cerró el diputado Evópoli.

Por su parte, el diputado UDI Juan Antonio Coloma señaló que es «gravísimo que un parlamentario pretenda saltarse la ley, que crea que no puede cumplir las cuarentenas legales».

«Nos parece gravísimo que entre entre gallos y medianoche escondido al Parlamento, y por esto no solamente solicitaremos el conveniente sumario retrete (…) sino que asimismo hacemos un llamado notorio a entender que lo que ocurre en el Parlamento es saltarse la ley», complementó Coloma.

Asimismo, el diputado Andrés Longton dijo que «es impresentable que un diputado de la República esté más allá de los protocolos sanitarios que cualquier ciudadano en Pimiento debe y está obligado a cumplir».

Por postrer habló el diputado Diego Schalper: «Diputado Sabag, nadie está por sobre la ley. Diputado Ascencio, usted siquiera está por sobre la ley, y lo que usted hizo hoy en la entrada de hacer una artimaña para evitar un control retrete, es saltarse la ley, y lo hago responsable de antemano si en definitiva esta persona padece de alguna enfermedad que afecte al resto, lo hago a usted responsable de esa situación».

Las reacciones de candidatos presidenciales

Los candidatos presidenciales no hicieron aspecto gorda a esta maratónica trayecto en el Congreso. En la derecha, Sebastián Sichel (Pimiento Podemos +) calificó la situación calificó la situación como «una comedia de lo insensatez».  «¿1.300 hojas? ¿13 horas hablando? La democracia es seria. Esto, del diputado Naranjo y la izquierda, es una comedia del irracional», sostuvo, y agregó que ofrecerá «un asado para el que sea capaz de escuchar las 1.300 hojas».

En tanto, el candidato José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) reaccionó en Twitter señalando que es «otro triste espectáculo en el Congreso Doméstico. Los malos políticos de siempre, destruyendo lo poco y cero que queda de institucionalidad del país». «Este es el Pimiento inestable que promueven Gabriel Boric y compañía».

En un tono diferente, los abanderados presidenciales de la examen apuntaron al fondo del pasquín contra el Mandatario y se cuadraron con su aprobación. En este contexto, el candidato Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) sostuvo que «un Presidente que evade impuestos y arrasa la naturaleza no puede continuar impune. El oficialismo se negó a opciones para un voto a distancia, pero espero, por el admisiblemente de Pimiento, que se apruebe esta delación y pase al Senado».

Sin hacer remisión a la comentada intervención del diputado Jaime Naranjo, la senadora Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social) sostuvo que es necesario revisar los referencias con mucha acuciosidad. A su pleito, «es una vergüenza para nuestro país y la inculpación tiene que ser revisada con la máxima seriedad».