Francia vuelve a la normalidad y la gente se aglomera en Zara; no aprendimos nada

0
239

Uno pensaría que estos dos meses de toril nos sirvieron para responsabilizarse de forma natural la nueva efectividad del mundo tras residir la pandemia de coronavirus. Piénsenlo, esta cuarentena estuvimos practicando el lavado y desinfectado constante de manos, el uso de mascarillas, cubrebocas y caretas y, lo más importante: el distanciamiento social, de forma que cuando fuera el momento de salir a las calles de nuevo lo aplicáramos en nuestra vida diaria. Pero, como les dije al principio, uno pensaría…

En Europa, por ejemplo, las medidas de confinamiento se han eminente un poco con la finalidad de que las personas volvieran a la normalidad, eso sí, respetando lo aprendido. ¿Qué pasó entonces? Que la familia salió a la calle a embarrotar las tiendas de ropa y productos de belleza, demostrando que no aprendimos mínimo.

Esto que les relación sucedió en Francia, país que tras aventajar el pico más suspensión de contagios e ir a la desvaloración en el número de casos y defunciones por Covid-19, comenzó a sublevar las medidas de confinamiento este lunes por medio de un sistema que evitaría aglomeraciones. Se hicieron dos clasificaciones en el departamento: rojo y verde, las regiones que más contagios registran todavía y las partes en que los casos y las muertes van en picada.

Las ciudades más grandes, como París, Lyon y Burdeos, ya han destapado algunos comercios que cuenten con al menos 400 metros cuadrados de superficie donde los clientes puedan tomar distancia. Todavía los locales deben exigir el uso de cubrebocas y desinfectante. Uno de estos negocios es la reconocida tienda de ropa Zara, que aún antiguamente de desplegar ya registraba largas filas para ceder a las distintas sucursales, pues al parecer a la clan ya le urgía comprar ropa posteriormente de tantos días de toril.

Zara Paris

Por supuesto que esas imágenes, que ya han regalado la reverso en redes sociales, han despertado todo tipo de comentarios y críticas sobre la irresponsabilidad de quienes acuden a este tipo de tiendas que no son de primera obligación. Algunos videos muestran a personas que no respetan la sana distancia y no usan cubrebocas; es sostener, no acatan las normas de esta nueva efectividad en la que probablemente vivamos de ahora en delante, lo que podría ocasionar una ola de nuevos brotes y contagios de Covid-19. ¡Qué irresponsabilidad!

Pero Francia no es el único país donde se hacen filas para entrar a comprar en Zara; igualmente hay videos que muestran a parentela en Líbano, Bélgica, Grecia y Turquía. Según la agencia de informativo internacionales AFP, los argumentos que dieron las personas en las filas fue que durante el confinamiento les dejó de salir la ropa, por lo que necesitan comprar prendas nuevas. Otros tantos aceptaron que solo extrañaban salir.

Barberías y peluquerías fueron otros de los negocios que pudieron aclarar; eso sí, recibiendo de a pocos clientes en su interior, por lo que las filas de hombres y mujeres que cortaron su propio flequillo durante la cuarentena no se hicieron esperar. Damas y caballeros, debemos memorar que, aunque la cuarentena sea levantada tras registrar un descenso en los casos de contagio, esto no significa que hallamos vacada la batalla contra el coronavirus, así que cuídense y cuiden a los demás.