Fue abandonado por nacer sin ojos pero ya encontró un nuevo hogar

0
109

El bebé ‘sonriente (smiley)’  buscaba un hogar amoroso posteriormente de ser descuidado por su chavea madre.

El pequeño Alexander K, conocido como Sasha, nació sano casi en todo, pero nunca verá conveniente a una condición que solo tienen otros dos bebés en el mundo. Su madre creció en un orfanato y decidió renunciar a él antiguamente de su comienzo, porque no se sentía segura de poder brindarle la ayuda que él necesitaría.

Una enfermera que ahora cuida al bebé de seis meses dijo:

“Juega y sonríe como cualquier bebé sano. Le encanta divertirse y le encanta nadar. Es un bebé muy alegre”.

La encantadora Sasha se describe como “única” porque la mayoría de los bebés que nacen con la afección todavía tienen muchas otras molestias. El pequeño bebé ruso tiene dos quistes benignos en la frente, que pronto serán removidos.

Se cree que sufre en forma extrema del raro síndrome de anoftalmia SOX2 que afecta a uno en un cuarto de millón. Los médicos rusos dicen que Sasha es uno de los únicos tres bebés registrados en el mundo que no tiene luceros.

Tatiana Rudnikovich, doctora de Sasha, dijo:

“El pequeño se somete a todos los controles y pruebas regulares como cualquier otro bebé de su antigüedad. Él lo está haciendo admisiblemente.”

Sin bloqueo, los médicos dicen que actualmente “no hay ninguna posibilidad” de que Sasha vea alguna vez. Su índice de apadrinamiento dice que el chico es “un bebé tranquilo y sonriente”.

“Él le devuelve la sonrisa tan pronto como audición voces familiares. Su madre firmó sus papeles de rechazo en el hospital de maternidad”.

“No hay información sobre el padre de Alexander y hay un ‘guion’ en su certificado de comienzo donde debería acontecer sido el nombre del padre. Alexander está en prohijamiento o cuidado de crianza”.

Inicialmente, el irreflexivo estaba en apadrinamiento con padres rusos.

La enfermera que lo cuidaba lo llevó a 2.500 millas a San Petersburgo, donde los cirujanos le implantaron pequeños orbes oculares para cerciorarse de que su rostro no se grotesco a medida que crece.

Todo cambió a inicios de noviembre del 2019, cuando una grupo se enterneció al ver al pequeño Sasha y decidieron adoptarlo con la promesa de cuidarlo por toda su vida. Esta comunidad ya inició el proceso legal para conquistar adoptar al pequeño ya que según sus palabras ¨Él merece tener todo el cariño y acto sexual que nadie le puede dar”.

Comparte la historia de Sasha para que todo mundo sepa de que ya se encuentra con una comunidad que le dará todo su simpatía.

La entrada Fue sucio por emanar sin luceros pero ya encontró un nuevo hogar se publicó primero en Porque no se me ocurrio.