Hay una explicación científica sobre por qué te enamoraste de Bulma cuando eras niño

0
375
loading...
loading...

Probablemente te dé pena contar que uno de tus crushs de la infancia fue un personaje de caricatura. Pero no te preocupes, no eres el único, de hecho, es poco asaz popular.

La variedad de personajes de los que te pudiste enamorar es muy amplia, y seguro tú tenías a tu preferido; entre ellos podemos mencionar a las chicas de Dragon Ball que, la verdad, son muy sensuales, incluso para un gurí…

¿Qué tal Bulma en su traje de conejita? Claro, ahora la ves a tus 40 abriles y te parece atractiva, pero eso es porque ya eres un chavorruco poco perverso; en el caso de los niños, es parte de su ampliación sexual, lo cual es perfectamente ordinario, aunque muchos se espanten con esto.

De acuerdo con el Centro de Lozanía De niño Neumors, basados en varias teorías que lo sustentan, a partir de los dos o tres abriles los niños empiezan a desarrollarse en la esfera de identidad sexual, es sostener, a diferenciar si son varones o mujeres; claro, primero por las diferencias biológicas, pero la civilización tiene una influencia muy importante en este proceso.

Maron

Esto es en una grado muy temprana, pero a partir de los seis abriles aproximadamente se empiezan a cuestionar más por estos temas, por ejemplo: ¿de dónde vienen los niños?, y ese tipo de preguntas.

Adicionalmente, a esta permanencia comienzan con juegos de condición y es aquí cuando la televisión y el Internet pueden influir de forma importante en su exposición, incidiendo en sus conductas a través de la incitación (en ocasiones excesiva) de la sexualidad, vía estos medios.

Videl

Lo que aparece en las series animadas que ven los niños les servirá como referente de lo que es la vida en pareja, claro, sin dejar de flanco lo que ven en casa, por eso es tan importante estar pendientes de qué es lo que están viendo nuestros hijos.

A través de estas historias, los niños aprenden a socializar en este tema y incluso van identificando sus preferencias y patrones de conducta. Algunos psicólogos recomiendan que los niños no vean televisión o no entren a Internet, pero en el mundo flagrante eso es prácticamente ficticio; lo que se puede hacer es nutrir vigilancia sobre ellos y no permitirles que abusen del tiempo que pasan en esta actividad.

Bulma

Los tiempos han cambiado y para nulo son iguales las caricaturas que ahora ven los niños, en comparación a las que viste tú: hoy hay decano violencia y más contenidos de índole sexual.

Recuerda que la televisión y el Internet no son los que deben educar a tus hijos, sino tú, así que asume esa responsabilidad y mantente atento al tipo de programas que ven. Existen buenas opciones educativas que son divertidas, solo puntada con que tú los intereses en ellas y, bueno, si en algún momento se enamora de un personaje no te espantes, es perfectamente corriente e, incluso, tú lo viviste, ¿o ya no te acuerdas?

loading...