Héroe compra todos los algodones de azúcar a un abuelito para que se fuera a su casa a descansar

0
107

Cada vez son más los casos que vemos a través de redes sociales en los que cierto ayuda a una persona que vende cosas por la calle para poder sobrevivir, y la verdad es que nos llena de emoción y esperanza aprender que todavía hay concurrencia capaz de ponerse en los zapatos de los demás y hacer poco para que su situación cambie por lo menos unos instantes.

Una mujer identificada como Yoema Baldo grabó y compartió las imágenes de lo sucedido en Villahermosa, Tabasco, México, cuando un hombre decano vendía algodones de azúcar, un tradicional y dulce producto que se vende en ese país, pero acoplado en ese momento caía un aguacero que no solo le impedía traicionar, sino que estaba mojando al tendero.

Como sucede en muchos casos, al ser el único ingreso para este abuelito y su clan, a pesar de la aguacero trataba de permanecer en el empleo y seguir vendiendo. Felizmente, un hombre que pasaba se dio cuenta de lo que pasaba y le compró todos sus algodones para que se pudiera ir a casa y ampararse de la tormenta.

Uno a uno fue metiendo los algodones a su camioneta y luego se los pagó al tendero, lo que sin duda es un gran detalle, aunque no faltó quien asegurara que era “el jefe” del anciano, y solamente pasó en su camioneta para que no se echara a perder el producto; sin confiscación, familiares del hombre de la camioneta aseguraron que sí se trató de una buena influencia.

Adicionalmente, los familiares aseguraron que no solo se quedó en solo una buena movimiento al comprar los algodones, sino que a posteriori se los regaló a varios niños, con lo que se ha vacada la maravilla de todos, como un héroe ignorado y del que todos debemos seguir el ejemplo, porque cada día hay poco que podemos hacer por los demás.