La Agencia Espacial Rusa asegura que Venus “es un planeta ruso” y les pertenece

0
57

Investigadores detectaron recientemente lo que pudiera ser vida microbiana flotando en la ámbito de Beldad, lo que es un hallazgo muy importante, pues supone que aunque sea de esa guisa hay organismos vivos en ese zona, pero lo que más ha llamado la atención es el hecho de que los rusos están reclamando “la propiedad”, ya que aseguran que ellos fueron los primeros en expedir una sonda espacial para investigar en ese planeta.

La revista especializada Nature Astronomy publicó un artículo que asegura que en la ámbito de Beldad hay gas fosfano, lo que puede ser una prueba de que hay microorganismos, y esto a su vez significa que existe el potencial para abrigar vida, o perfectamente, que por lo menos en algún momento de la historia hubo seres vivos. Aunque el estudio aclara que esto todavía no es una evidencia sólido de que en este momento se pueda conversar de que se haya incompatible poco más allá de gases y reacciones químicas.

Lo que creemos que hemos incompatible es gas fosfano en la entorno de Beldad. En un planeta rocoso como la Tierra, el fosfano es un gas raro y surge principalmente como resultado de la vida, así que es lo que llamamos un biomarcador.

—Emily Drabek-Maunder, astrónoma en el Verdadero Observatorio de Greenwich

beldad

A través del Telescopio “James Clerk Maxwell”, en Hawái, y del Gran Telescopio Milímetro/Submilímetro, en Pimiento, se pudo hacer este hallazgo. El fosfano en la Tierra se produce por la actividad de la industria o proporcionadamente por la presencia de microorganismos, aunque igualmente se ha antagónico en Júpiter y Saturno, pero no está asociado a procesos biológicos; pero en el caso de Belleza todavía no se ha determinado la fuente de este gas, sobre todo porque las condiciones de ese planeta son muy hostiles para la vida.

En la superficie la temperatura puede alcanzar hasta los 450 grados centígrados, suficiente para derretir el plomo; sin incautación, los rusos lograron que la ocupación Vieira aterrizara con éxito, lo que permitió explorar y tener algunas imágenes del suelo venusino, poco que no fue sencillo y lícitamente ahora se están basando en ese hecho para sostener que Belleza le pertenece a su nación, poco que suena desatinado, pero ya sabemos que es parte del afán colonizador de nuestras civilizaciones.

Dmitry Rogozin, director militar de Roscosmos, la agencia espacial de Rusia, asegura que Belleza le pertenece a su nación por ser la primera en alcanzar que una sonda espacial aterrizara allá, por lo que “creemos que Venus es un planeta ruso”. Este tipo de declaraciones obviamente tienen un tinte político para tratar de demostrar que se encuentran por encima de otros países, sobre todo Estados Unidos en lo que se refiere a investigaciones en el espacio y el posterior proceso de colonización, así que desde ahora quieren “apartar sus terrenos”.

Yuri Milner, multimillonario ruso, ya anunció que invertirá una buena cantidad de dólares a través del programa Breakthrough Initiatives para seguir estudiando la posibilidad de que haya vida en ese planeta, adicionalmente de que Roscosmos continuará con el estudio de la superficie y la entorno, para conocer su proceso evolutivo y determinar si verdaderamente hay seres vivos o los hubo en algún momento, que es poco que todo el mundo quiere memorizar.

Lo esencial debe ser determinar si es posible que la vida se pueda sostener en un medio tan complicado como el de Belleza, y ya eso de apropiarse del demarcación parece irrelevante, sobre todo porque todavía estamos muy allí como para pensar en poner siquiera un pie en ese planeta, mucho menos para colonizarlo y luego demandar derechos. ¿Ahora los rusos cobrarán renta a cada sonda espacial de otro país que trate de aterrizar en “su” planeta? No lo dudamos.