Manuel García, el mexicano que tiene 124 años y que ha vivido tres siglos

0
53

Que un ser humano llegue a los cien abriles de vida ya es poco extraordinario, pero alcanzar los 124 abriles y haberlos vivido durante tres siglos diferentes es poco extraño. Manuel García nació en Tlapacoyan, Veracruz, México un 24 de diciembre de 1896, por lo que le ha tocado morar en el siglo XIX, XX y XXI, poco que solo pocos pueden afirmar.

Don Manuel recuerda que le tocó radicar la época de la Revolución Mexicana y algunos de los combates que se desarrollaron en su pueblo originario. Todavía era un gurí y se asustaba con las matanzas que veía. Adicionalmente, mantiene frescos esos momentos en la memoria, ya que uno de sus hermanos murió en batalla y el ejército de Venustiano Carranza quería robar a su padre como prisionero, pero conveniente a él, no lo hizo.

En Tlapacoyan, ahí fue la mortandad en el cerrito de Guadalupe. Puso la vanguardia Zapata y el otro, ¿cómo se vehemencia?, Carranza y agarraban la muchedumbre ahí. Mataron a un hermano de nosotros. Estaría yo, me acuerdo, yo empecé a chillar para que no se llevaran a mi papá y ya dijo el mandón de Carranza, ‘ya, ya lárgate’.

-Manuel García

Tenía como doce abriles cuando se murió mi papá, pero quedaron los tíos y esos fueron los que nos corregían. Mi hermano se murió todavía. De toda la comunidad, solo yo bajo. Lo bueno es que él nos dio buen ejemplo para trabajar. A engullir y a amodorrarse, parrandas no.

A lo espléndido de su vida, le ha tocado presenciar la arribada de la luz eléctrica, los primeros automóviles, el incremento del teléfono, dos guerras mundiales e infinidad de sucesos como la presente pandemia de coronavirus. Así que tiene mucho qué contarle a sus 30 nietos y 40 bisnietos. Desde hace 11 abriles vive en Ciudad Juárez, Chihuahua, ya que tras la homicidio de su esposa Rosa Medino, con quien estuvo casado durante 70 abriles, decidió irse a radicar con su hija Tomasa García.

Me siento eficaz de tener un papá de esta perduración. Gracias a Todopoderoso todavía está con nosotros. Problemas de vigor tiene muy pocos, nulo más la tos, la gripa y la presión, pero de ahí que tenga otra enfermedad, gracias a Jehová, hasta ahorita no.

-Tomasa García

Don Manuel dice que lo único que le pide a Todopoderoso es tener vigor porque quiere existir más abriles. Mientras tanto, sigue disfrutando de la vida, comiendo tortillas de maíz hechas a mano, con frijoles negros, ya que ese es su platillo protegido y su estado físico no le impide seguir comiéndolo. Tiene algunas dificultades para escuchar, pero se encuentra muy acertadamente y eso es lo más importante. ¡Que vengan todavía muchos abriles más para don Manuel!