Mujer Alfa trabajó como ayudante de albañil para pagar sus estudios y se gradúa como abogada

0
26

Para algunos, radicar en una situación económica complicada puede significar dejar de costado sus sueños, pero cuando te has decidido y sabes lo que quieres, entonces no habrá obstáculo que te impida alcanzar todo aquello que te has propuesto.

Magali Giménez Bogarín tiene 24 abriles y aunque ingresar a la universidad parecía poco que no podría hacer por su precaria finanzas, adicionalmente de que las oportunidades laborales para ella en su originario Paraguay eran muy pocas, logró graduarse como abogada.

Magali es la viejo de cuatro hermanos, con quienes vive, adicionalmente de sus padres Mariano Giménez y Gladys Bogarín, en el intramuros Ciraty, en San Estanislao, Paraguay. Desde pupila se destacó por sus buenas calificaciones, así que cuando fue momento de ingresar a la universidad se unió como ayudante de su padre, quien es albañil, para costear los gastos.

Con mucho esfuerzo, empezó a trabajar cada día en la construcción y con lo que iba ganando pudo satisfacer sus estudios de Derecho en la Universidad Doméstico de Aceptación (UNA), campus San Estanislao. Así se convirtió en abogada y en el orgullo de su grupo.

A pesar de que el trabajo de albañil es muy difícil y de que todo el mundo considera que es poco “solo para hombres”, así como en la escuela, Magali se destacó por su enorme empeño y tenacidad, cargando cosas pesadas, haciendo la mezcla de concreto y poniendo ladrillos, siempre con la mira puesta en su objetivo de obtener su título universitario.

Ahora se encuentra a la paciencia de ser contratada por alguna firma de abogados o si esto no sucede, despuntar a trabajar de forma independiente y así ceder a un mejor futuro para ella y su grupo, quienes le brindaron todo el apoyo para que concluyera sus estudios.

Encima, sigue estudiando en la escuela procesal y de notariado, pues su interés todavía es la política. Ya se ha presentado como precandidata en las elecciones internas municipales del Partido Colorado y aunque no pudo obtener la candidatura, dice que se seguirá preparando para intentarlo de nuevo.

Quiero opinar a todos los jóvenes que pueden estar en la misma situación que yo, que no se desanimen de ninguna forma con los problemas que puedan tener para salir delante, teniendo en cuenta que con sacrificio y voluntad, todo se puede exceder.
-Magali
Su historia se volvió vírico de inmediato por ser un ejemplo para todos, pues muchas veces nos dejamos vencer muy sencillo frente a la mínima dificultad, pero todo está en nosotros y si de verdad queremos cumplir nuestros sueños, no habrá nulo que nos detenga. ¡Felicidades, abogada!