Multas electorales por casi $10 millones acumula el RN Diego Schalper por su campaña a diputado

0
125

Con data 12 de junio, el diputado RN Diego Schalper ingresó una demanda frente a el Tribunal Calificador de Elecciones para impugnar las multas aplicadas por el Servicio Electoral (Servel) por infracciones en materia de propaganda electoral por la pasada campaña parlamentaria de 2017, que ascienden a casi $10 millones.

De acuerdo con el procedimiento funcionario sancionatorio del Servel a la campaña del diputado se le fijaron 7 multas por un total de 194 UTM, vale proponer $9.842.008 por infracciones cometidas en diferentes comunas del distrito 15 en la Región de O’Higgins.

El desglose de las multas es el ulterior: 55 UTM a beneficio de la municipalidad de Rancagua; 23 UTM a la municipalidad de Requínoa; 22 UTM a la municipalidad de Graneros; 37 UTM a la municipalidad de Machalí;  21 UTM la municipalidad de Olivar;  14 UTM a la municipalidad de Coltauco y una multa 22 UTM a beneficio de la municipalidad de Mostazal.

Entre las irregularidades, aparecen varias denuncias fuera del plazo de propaganda lícito por instalación de carteles de campaña, volanteo de brigadistas y la colocación de una gigantografía en la Carretera El Cobre. Adicionalmente, hubo otras denuncias ya en el interior del período de propaganda propiamente tal, como instalación de material en postes de luz y de propaganda electoral en postes de la carretera y otros espacios no autorizados.

Las quejas incluyeron la publicidad pagada en Facebook por el entonces candidato antaño del período de campaña, como el aviso con plazo 11 de julio de 2017 “Vergüenza doméstico, prisión para los autores”, en narración al vandalismo que sufrió el monumento El Morro de Arica, y que va acompañado de la letrero “Diego Schalper diputado”.

En su respuesta al Servicio Electoral, Schalper pide a la entidad que opere con una “lógica pedagógica” y plantea que colaboraron “activamente y de buena fe” con el Servicio Electoral “en todas y cada una de las cosas que nos solicitaron antes y durante la fiscalizaciones e investigaciones que ha habido”.

Como atenuante, apela a su inexperiencia en campañas, al señalar que “yo no presento candidaturas anteriores por lo que el desarrollo de campañas políticas y de candidaturas eran algo desconocido para mí y para mi equipo”.

Encima, en sus descargos, Schalper se juega la carta del independiente. “Hago presente también que la candidatura fue en carácter de independiente, por tanto carente de asesoría de cualquier partido o agrupación política, que eventualmente habrían orientado a mi actuar en otro sentido”, añade el ingrediente de la bancada RN.

Respecto a las denuncias, las excusas del parlamentario son variopintas, según consta en el proceso: “la publicidad  fue puesta por otro comando”; “nuestro equipo no puso la paloma”;  o “la publicación en Facebook está lejos de ser una propaganda electoral sino es una crítica política”. En cuanto a las irregularidades en el interior del periodo justo, Schalper alega que la “publicidad fue puesta por error involuntario y de buena fe en el lugar no autorizado”.

Consultado por El Mostrador, el diputado Schalper aseguró que “hemos prestado colaboración desde el primer minuto al proceso de fiscalización que hace el SERVEL, que se refiere a denuncias del período de campaña del año 2017, respecto de publicidad mal ubicada”.

“Hemos ido despejando muchas de las situaciones, no obstante consideramos que restan algunas por aclarar y por lo mismo hemos requerido la acción de Tribunal Electoral para que revise el tema y pueda dirimir. Obviamente nos acogeremos a lo que resuelva, que pondrá fin al proceso del período de campaña del 2017, es decir, tres años atrás”, indica.