Niño de 4 años toma la camioneta del abuelo para ir a comprarse dulces

0
105
loading...
loading...

La pasión de este caprichoso por los chocolates fue tan ilustre, que no memorizar conducir ni alcanzar los pedales de la camioneta no fueron un impedimento para él.

Imagina que son las 8:30 de la mañana y te levantas con un terrible antojo de dulces. Lo que harías es tomar las llaves del coche y salir a la tienda para comprar golosinas. Cualquiera lo haría, incluso este chaval de escasamente cuatro abriles de etapa.

Sebastian está en su etapa de chocolates Reese’s y un día, muy temprano, no había quien lo llevara a la tienda. Así que él, como todo un inmaduro alfa, tomó las llaves de la camioneta Hyundai Santa Fe de su antecesor y partió en dirección a una tienda, unido a una época de gasolina en Blaine, Minnesota.

Aunque no alcanzaba acertadamente los pedales, el inmaduro se las arregló para  manejar el transporte a una velocidad de 24 kilómetros por hora. Recorrió 2.4 kilómetros hasta calar a la época de gas, no sin antiguamente arrollar unos cuantos buzones de correo y destrozar la defensa delantera al encontrarse un árbol.

La policía estuvo viendo que la camioneta avanzaba muy lenta y la detuvieron. Cuando descubrieron a Sebastian, él solo dijo que iba a comprar unos dulces. Los oficiales nunca habían trillado poco así y devolvieron al gurí a su casa.

La comunidad estaba muy preocupada. Sobre todo su mamá tenía mucha ansiedad y pánico, hasta que lo vio de regreso sano y omitido. El antepasado, Roy Becker, dijo que su nieto tuvo mucha suerte, pero que se esperaba que hiciera poco así:

Observa todo lo que hace la multitud y lo repite. Podría ocurrir sido muy reservado. Él podría poseer maltrecho un coche No llevaba un cinturón de seguridad. Podríamos estar hablando de un funeral.

Ahora, las llaves de los autos de la clan están en un emplazamiento seguro. Esperamos que igualmente tengan una dotación enorme de Reese’s para que el pequeño Sebastian no tenga que salir de nuevo a la tienda.

loading...