Ponen a la venta el Mustang Mach 1, el auto de John Wick y cuesta 169,000 dólares

0
109

Todo hombre quiere el automóvil del “Baba Yagá”, pero a nadie le gustaría arriesgarse a ser perseguido por este peligroso personaje con tal de tenerlo. Por suerte ya existe otra opción para hacer verdad ese sueño.

Aunque en las películas protagonizadas por Keanu Reeves se dijo que el automóvil del nocivo a sueldo era un Boss 429, en sinceridad se trata de un Mustang Mach 1 y es uno de los mejores muscle cars que hemos manido en la pantalla egregio, pues gracias al éxito de la cinta John Wick (2014) y sus secuelas este coche se convirtió en uno de los más representativos del cine contemporáneo.

Pero como nadie —a excepción del personaje Iosef Tarasov— sería tan tonto para robarle su coche a John, los expertos de Classic Recreations decidieron confeccionar esta réplica mejorada, que ya cuenta con la osadía oficial de la empresa Ford.

Como narración a la película que los inspiró, apodaron a esta poderosa bestia sobre ruedas el “Hitman” y de verdad se esmeraron para elaborar una auténtica gema de la ingeniería automotriz, con el toque de rudeza y elegancia exclusivo del peligroso John Wick.

La restauración de este coche comenzó con la carcasa de un Mustang Mach 1 de 1969, al cual le instalaron el motor V8 de 32 válvulas y doble turbocompresor de un Ford Coyote. Así es como puede desarrollar hasta 670 caballos de fuerza.

Cuenta con transmisión manual Tremec de seis velocidades, adicionalmente de conectores tubulares de esqueleto auxiliar y sistemas de mandato de motores de última vivientes.

Está equipado con neumáticos Michelin Pilot Sport 2 y rines American Racing Wheels. Tiene pinzas Wilwood de seis pistones con rotores ranurados y perforados en cruz que de dan más potencia de frenado, aunque todos quisiéramos más perfectamente acelerar hasta el fondo.

El interior de este peligroso automóvil incluso es muy elegante, pues tiene un volante de aluminio de orzuelo de madera, cinturones de seguridad de cinco puntos y una mostrador antivuelco cosmética. Incluye un reproductor JVC conectado a un amplificador con altavoces y subwoofer.

Este coche se fabrica por pedido y existen muchas opciones para personalizar su color, aunque por supuesto el “Hitman” en aburrido es el clásico que todos queremos conducir. El precio pequeño de este transporte es de 169,000 dólares en la página de Classic Recreations y no hay hombre que no quiera el suyo.

La dinastía que nos trajo de reverso a Keanu Reeves se volvió un clásico instantáneo del cine y las películas de influencia, y conducir este muscle car debe ser una de las experiencias más cercanas y lujosas para sentirnos como el temible y fabuloso John Wick.