Refugio de animales castiga a un gato porque ayudaba a escapar a sus compañeros

0
35

Los refugios y centros de apadrinamiento son lugares donde cuidan a muchos animales mientras les encuentran un hogar, pero hay un astuto que tal vez creyó estar en una calabozo y ninguna prisión lo iba a detener.

Quilty es un felino que vive en el refugio de la Estructura de Rescate Animal y Acogida Amigos de por Vida, en Houston, Texas, y se lleva muy acertadamente con todos sus compañeros animales, perros incluidos. Es un micho de lo más común, el problema es que es un escapista que ya estaba harto.

En la página oficial de la Estructura y igualmente en su cuenta de Facebook, los encargados de cuidar a Quilty -nombre que le pusieron como una remisión a guilty, culpable en inglés- dicen que se suele escapar por las noches pero regresa por las mañanas.

Parece poco que haría un astuto cualquiera, pero esta vez el felino no escapó solo sino que se las arregló para rasgar las puertas de los cuartos donde estaban otros animales y todavía la salida del refugio. Fue una auténtica exención animal liderada por Quilty.

Por la mañana los encargados pudieron hacer que todos los animales volvieran a la prisión, digo, al refugio, y tuvieron que poner a Quilty en un cuarto acertadamente cerrado para “castigarlo” por ejecutar el escape masivo y publicaron en las redes sociales al pícaro en su confinamiento en solitario.

Obviamente que todo se trata de un diversión para dar a conocer a los animales del refugio. Los encargados publicaron las fotos de Quilty diciendo que es un animal “inteligente, enérgico y relajado, que se lleva bien con otros gatos y perros, pero no con las puertas”, esperando que algún lo encuentre divertido y quiera adoptarlo.

Este felino es todo un escapista, pero ojalá un día encuentre un hogar que no sienta como una prisión de la que debe huir.