Sale el tráiler de ‘Borat 2’; se disfraza de Trump e incomoda a Mike Pence

0
38

En 2007 se estrenó la película de Borat, un reportero de Kazajistán que viaja a Estados Unidos para realizar un documental, pero en su alucinación empieza documentar y hasta a ofender a quien se cruza en su camino, en una crítica despiadada con destino a el llamado “estilo de vida americano”, y desde entonces el personaje protagonizado por Sacha Baron Cohen se convirtió en un ícono. Ahora lo tenemos de reverso en este papel, y la verdad es que viene más mordaz que nunca.

Borat: Subsequent Moviefilm es el título que tendrá esta nueva aventura del reportero y que será estrenada en Amazon Prime el próximo 23 de octubre. El regreso de Borat, encima de la diversión tiene un segundo objetivo: Aparecer antiguamente de las elecciones en los Estados Unidos para hacer conciencia en el electorado más mozo sobre algunas situaciones políticas que suceden en los Estados Unidos, y el hacerlo a través de una película  y de forma divertida es la mejor guisa de calar a ese sector.

Encima de las críticas, Sacha Baron Cohen ha estado expuesto a amenazas, ya que el humor tan ácido que utiliza no es del placer de todos, y de hecho se dice que durante la filmación tuvo que usar chaleco antibalas una buena parte del tiempo, ya que había preocupación por su integridad física, aunque no se explicó si se recibió alguna amenaza directa, aunque claro, en estos casos siempre es mejor organizar que deplorar y la efectividad es que hay muchos que no están contentos con las cosas que se muestran en esta película, por sus tintes políticos.

Aunque todavía son rumores, se dice que en esta secuela, como Borat ya es un personaje muy reconocido tiene que idear formas de mezclarse entre la clan, e incluso pasear de “incógnito” para poder realizar sus entrevistas, y igualmente se sabe que los objetivos principales de sus críticas serán Donald Trump y el fallecido Jeffrey Epstein, cosa que seguramente no tiene muy contento al presidente de los Estados Unidos, y menos en estos momentos en los que rebusca la reelección.

Como puedes ver, esperamos una enorme carga de humor y de temas que se encuentran en la mesa de la discusión flagrante, como la pandemia de coronavirus y claro, el tema político. Sabemos que Borat no se detiene frente a carencia con tal de cumplir su ocupación informativa y esta no será la excepción, aunque eso implica meter en aprietos a más de uno. Desliz poco para su estreno y ya todos están ansiosos por verla, bueno, todos menos aquellos a quienes critica.